ESPAÑA

Alerta celeste por la lesión de "Josema" Giménez

El zaguero se someterá a "pruebas complementarias" de una molestia muscular y si se confirma desgarro, puede perderse la fecha FIFA de noviembre.

José María Giménez
José María Giménez pelea la pelota con Nadiem Amiri. Foto: AFP

Iban solo 13 minutos del partido que en el Wanda Metropolitano disputaban Atlético de Madrid con Bayer Leverkusen por la tercera fecha de la Champions League 2019. José María Giménez fue a marcar a Nadiem Amiri sobre la banda derecha y consiguió su objetivo de cortar el avance, pero a un alto precio.

"Josema" hizo un esfuerzo para tocar la pelota y mandarla al lateral, pero enseguida miró hacia el banco de Atlético de Madrid y pidió el cambio. No dudó ni un instante. No hubo tiempo de evaluación, ni de probarse. Nada. Enseguida hizo el gesto inequívoco de que debía salir.

Instantes después, pidió a sus compañeros y al árbitro que parara el partido porque no estaba bien y se tiró al piso. Luego de ser atendido por la sanidad, que le revisó la pierna derecha que tanto se tocaba, dejó el campo de juego para que Mario Hermoso tomara su lugar.

¿Cuál fue la lesión de Giménez? En principio se pensó que era el tobillo, pero la imagen mostró claramente que el futbolista del equipo alemán no lo pisó y ni siquiera le tocó la zona. ¿Algún tirón en la zona de gemelos, ya que enseguida se bajó la media? Tampoco.

El primer parte médico que lanzó el Atlético fue: "José María Giménez fue sustituido por molestias en el muslo derecho. Queda pendiente de pruebas complementarias". Así lo hizo saber la institución en un posteo en redes sociales.

Esto pone en alerta a la selección de Uruguay, pues está muy cerca la fecha FIFA de noviembre, para la que está confirmado el partido con Hungría el viernes 15 en Budapest y muy posiblemente el martes 19 juegue ante Argentina en Tel Aviv, partido que está acordado pero no firmado.

En caso de que las pruebas complementarias que se realizará Josema arrojen como resultado un desgarro (por la forma en que salió caminando no da la impresión que sea eso), su presencia en los amistosos estará muy en duda, porque los plazos son muy justos y los traslados no harán más que complicar su recuperación.

Un desgarro toma como mínimo 21 días para sanar y para el partido faltarán este miércoles, cuando se realice las pruebas, habrá 24 días, por lo cual se complicaría mucho la presencia de Giménez.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)