RUGBY

Un triunfo para el futuro

Los Teros lograron una gran victoria que se construyó desde un proceso.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Despedida. Los Teros le dijeron adiós a su gente con un triunfo histórico ante Argentina XV en el Estadio Charrúa 30-26. Foto: Leonardo Carreño

Ganarle a Argentina no es cosa de todos lo días para Uruguay. El rugby celeste todavía saborea el histórico triunfo del sábado, pero lejos de quedarse con eso mira hacia el futuro.

Es que a Los Teros no solo se le viene una gira muy larga y agotadora, sino que además deberán enfrentar nada menos que un Mundial.

Pero como bien dijeron desde la Unión de Rugby del Uruguay (URU), el objetivo es que el proceso no termine luego del Mundial de Inglaterra, sino que ese mojón sea otro punto de partida para el desarrollo de este deporte.

Y lo mostrado el sábado por el seleccionado uruguayo en el triunfo por 30 a 26 frente a Argentina XV en el Estadio Charrúa marca a las claras que el camino está trazado y que pueden venir triunfos como ese, basados en el trabajo realizado durante muchos años.

Pablo Lemoine, head coach uruguayo y cabeza del proceso que llevó a Uruguay a un Mundial de rugby luego de 12 años, dijo que "los conceptos adquiridos en las giras, los campeonatos y las Eliminatorias nos dieron un plus y muestran que el jugador, cuando está físicamente en condiciones y en un contexto positivo, puede lograr una performance como la que tuvimos con Argentina. Eso fue muy bueno, dejando de lado que hay muchas cosas para rever y volver a repasar. Esto nos da confianza y nos posiciona muy bien frente a una gira difícil y larga a la que no estamos acostumbrados, con muchos partidos importantes, incluyendo los cuatro del Mundial. Por eso rescato lo positivo".

Los triunfos le habían sido esquivos últimamente al equipo celeste, que venía de cinco derrotas consecutivas y cambió la pisada no solo en materia de resultados, sino también desde el juego, porque hubo un notorio crecimiento.

"Había sido un año difícil en cuanto a resultados y no nos encontrábamos con las victorias. Eso iba directamente relacionado a que los jugadores nunca llegaban frescos a los partidos y por eso el planteo durante el año fue otro. Entonces, me parece que está muy bueno que se haya dado el triunfo en este momento, sobre todo para los jugadores, ya que ellos son los premiados con las victorias", agregó el entrenador uruguayo.

Seguramente haya un antes y un después del triunfo contra Argentina pensando en posteriores enfrentamientos a nivel Sudamericano. Los Teros habían estado cerca de la victoria ante los albicelestes en varias ocasiones y en los finales de los partidos se desmoronaban por errores que terminaban costando muy caro.

De cara a la gira por Japón y País Vasco, el plantel consiguió un éxito basado en el trabajo de muchos años y ahora, solo resta seguir trabajando para llegar de la mejor manera a un Mundial que será por demás exigente para Uruguay, el único país amateur en la cita.

"La importancia principal de la victoria es que fue algo colectivo de los jugadores y el staff, con cambios, con sinceramientos, con errores detectados de ambos lados. Tuvimos la grandeza de reconocerlos, juntarnos, trabajar sobre eso y ganar unidos. Ganábamos juntos o no ganábamos", reconoció Lemoine.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)