RUGBY

Recuerdos del Seven Punta

Puig y Stefani rememoraron anécdotas de los All Blacks y de Francia.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Contracaras. Carrasco Polo eliminó a La Plata camino a la Copa de Oro y Uruguay cayó frente a Estados Unidos. Foto: Ricardo Figueredo

El Seven de Punta del Este cerró anoche su edición número 28 y con ella se fueron varias anécdotas que quedarán guardadas en la memoria de los organizadores, quienes a lo largo de casi tres décadas acumularon muchísimas historias para recordar por siempre.

"Pah, me mataste. Hay mil anécdotas que se recuerdan bastante a menudo", le dijo a Ovación Felipe Puig, uno de los fundadores de este certamen que en los 90 tuvo repercusión mundial. Después de bajar la mirada, sonrisa mediante, contó una que tuvo a Nueva Zelanda como protagonista. "Walter Little, un histórico jugador neocelandés que ya había venido al Seven, nos llamó y nos dijo que venía pero que llegaban cuatro amigos de él. Los fuimos a buscar al aeropuerto y en la interna pensábamos que eran sus primos o amigos de la vida, pero eran jugadores que después fueron figuras en los All Blacks", recordó Puig.

Pero los neocelandeses no vinieron solo a jugar, que por cierto lo hacían y muy bien porque eran la vedete del torneo. "Ellos iban a la playa y un día viene uno y me dice che fuimos a Bikini y la verdad nunca pensé que en Uruguay habían tantas mujeres lindas por metro cuadrado. ¿Qué hacen con las feas cuando nacen? ¡Porque son todas lindas!. Eran unos fenómenos".

En la década de los 90, el Seven de Punta del Este fue un torneo de referencia mundial, con selecciones de primer nivel internacional que eran invitadas por Old Boys y que llegaban con todas sus figuras.

El Dr. Martín Stefani, otro de los fundadores del Seven que aún se mantiene como organizador y parte fundamental en la sanidad para atender a todos los jugadores, recordó cuando el sistema creado por Old Boys para sistematizar el torneo recorrió el mundo. "Primero nos llamaron de Francia, fuimos a Europa, y después la IRB en ese entonces (ahora World Rugby) nos pidió que lo lleváramos al Mundial de Mar del Plata en 2001.

Stefani recordó otra anécdota que tuvo a Francia como eje. "Los franceses vinieron, salieron campeones en 1997 y al otro día yo estaba en la Playa Montoya con mi familia ya descansando. Casi que al lado estaban los jugadores de Francia y otros países. Armaron una tocata de rugby y al rato se empieza a escuchar: un médico, un médico. Ahí me acerqué enseguida y uno se había cortado la pierna con una herida tremenda. Lo atendí y hasta pedimos una ambulancia. En esa época no había descanso, porque el torneo duraba 10 días más o menos. Durante dos se jugaba al rugby, pero en los restantes tenías que estar pendiente de que todos los equipos estuvieran bien", contó.

Anoche, el Seven de Punta del Este cerró su edición número 28 y las anécdotas seguirán apareciendo y por supuesto, recordándose entre los organizadores de un torneo que volvió a tener un gran nivel internacional y que ahora va por más.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º