uruguayo de clubes

Los pilares del campeón

Seriedad, trabajo y compromiso fueron las claves de un equipo de Trébol que hoy disfruta la obtención de su primer título en el Uruguayo de Clubes.

Trébol de Paysandú. Foto: Leonardo Mainé.
El arraigo. Los jugadores de Trébol celebran con la copa, la bandera de su club y con la de su departamento: Paysandú. Foto: Leonardo Mainé.

En Paysandú todavía se festeja el histórico título de Trébol, un club que con 42 años de vida levantó su primera copa en la Primera División del rugby uruguayo.

Muchos son los involucrados en este éxito deportivo que comenzó a gestarse a partir de pilares que marcaron el camino como la seriedad, el trabajo y el compromiso.

Así lo definió su entrenador Mateo Durán, quien con apenas 30 años se dio el gusto de encabezar a un cuerpo técnico que tiene piezas fundamentales en este logro que más que de una ciudad o un departamento, fue del interior del Uruguay, porque muchos esperaban este momento de satisfacción que hoy disfrutan los sanduceros.

“Por nada del mundo queríamos apartarnos del sistema y el planteo que nos llevó hasta la final. Tuvimos varias charlas entre todos para planificar el partido decisivo y si bien sabíamos que era arriesgado, decidimos confiar y dar todo por el todo ante un durísimo rival sin apartarnos de una idea”, le contó a Ovación Mateo Durán.

De familia vinculada al rugby por decantación, el hoy entrenador de Trébol de Paysandú es el tercero de siete hermanos (cinco varones y dos mujeres). Facundo y Juan Pablo jugaron, Mateo lo hizo y tuvo que abandonar y hoy se da el gusto de entrenar a Lucas y Alejo, quien pateó el penal histórico que le dio el título de los sanduceros el sábado.

Trébol de Paysandú. Foto: Leonardo Mainé.
La hinchada de Trébol de Paysandú en la final del Uruguayo 2018. Foto: Leonardo Mainé.

“Jugamos 80 minutos de alta intensidad, un alargue de 20’ y esa definición que fue de locos y que solo por verla desde afuera quedé fundido. Nuestra idea durante todo el año fue desgastar al rival y con Old Christians no lo logramos hacer. Nunca se dieron por vencidos, si atacábamos ellos respondían y nos metían en nuestra cancha. No tuvimos chances de dar dos golpes seguidos pero las características de ambos son bastante similares porque tratamos de jugar y proponer todo el tiempo. Chocaron esos dos ideales y fue un partido de altísima intensidad”, explicó Durán.

Trébol logró una histórica consagración y para su entrenador no es algo que se gestó de un día para el otro: “Esto viene desde hace 42 años. El club tiene una historia increíble con el esfuerzo de muchísima gente que luchó siempre por esto que hoy estamos festejando. Hubo etapas malas, muy malas, buenas y muy buenas, pero siempre primó el compromiso con la institución, entonces sabíamos que en algún momento íbamos a terminar logrando esto”.

El hecho de tener un plantel dividido por las distancias pasó a segundo plano para Trébol y sus entrenadores lo tienen más que claro. Eso ya no significa una barrera sino que es parte de la idiosincracia de un club que escribió la mejor página de su historia en el Uruguayo de Clubes: “Es una realidad, pero ya no nos damos cuenta. Es como nuestro ADN y lo sabemos. Buscamos las alternativas para que eso no influya, las conseguimos y hoy podemos decir que estamos todos muy orgullosos por lo que conseguimos”.

Trébol de Paysandú. Foto: Leonardo Mainé.
Trébol de Paysandú derrotó en la final del torneo a Old Christians. Foto: Leonardo Mainé.
la juventud 

Mateo Durán, entrenador campeón con 30 años

Mateo Durán tiene 30 años y se consagró campeón con Trébol de Paysandú. Después de los 20 dejó de jugar al rugby y se dedicó de lleno a la formación y ya demostró que tiene un gran futuro. “Es algo increíble y aún no caigo. Así estuviera yo u otro entrenador, el título iba a llegar igual. Me tocó aportar a mi este granito de arena y estoy muy feliz”, dijo. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)