ESTEBAN MENESES

“El objetivo es ser siempre protagonistas en el juego y llegar directo al Mundial”

Uruguay comenzará este sábado la Eliminatoria por un lugar directo en el Mundial de Japón 2019 frente a Canadá y el primer partido será como visitante en Vancouver a la hora 22:00, mientras que la revancha se jugará en el Estadio Charrúa el sábado 3 de febrero a las 17:00. 

Foto: Ariel Colmegna
Foto: Ariel Colmegna

Esteban Meneses, head coach de Los Teros, habló con Ovación y remarcó el trabajo que se viene realizando para que los jugadores suban el nivel desde lo físico, aspecto que considera fundamental para que el rugby uruguayo pueda competir en el mejor nivel internacional y hoy logre estar luchando por un pasaje directo a la cita mundialista. “Yo veo a todo el Centro Charrúa convencido y trabajando con el mismo norte”, dijo.

-¿Cómo se viven las horas previas al inicio de una serie clave para llegar al Mundial de Japón 2019?

-En estos momentos es importante tener bien claro las etapas que pasamos durante la preparación. Arrancamos en diciembre con una puesta a punto física con la idea de mejorar más en ese aspecto para luego poder plantear las necesidades de cara al partido con Canadá. El foco en diciembre estuvo en lo físico y en enero ya no fuimos metiendo más en el juego, en las destrezas, pero plasmando esas descargas físicas para volcarlo en la cancha. Ahora entramos como en ese embudo, en la parte de definiciones, en la precisión, afinando los pases y demás con el objetivo de llegar de la mejor forma posible al momento del partido.

-¿Y cómo llega el plantel?

-Llega notable. Todo el trabajo anterior ya se hizo, los jugadores respondieron en todo sentido y ahora, en la instancia de los partidos, es donde pretendemos que se suelten y exploten deportivamente, pero sobre todo que disfruten adentro de la cancha, porque por más que sea una etapa de definición está bueno que el jugador sienta una cuota de confianza como para disfrutar de jugar al rugby. Eso es lo que tenemos que lograr los entrenadores durante la etapa previa.

-¿Qué importancia se le da al gran 2017 que tuvieron Los Teros?

-Fueron etapas que se dieron. Por ahí el 2016 fue más de aprendizaje y fuimos inculcando el sistema ofensivo con el plan de juego en ataque metiendo mucho foco en la ofensiva y terminamos pagando caro en el aspecto defensivo. Entonces en el 2017 se arrancó con la propuesta del sistema defensivo, seguimos mejorando el ataque y todo eso vino acompañado de resultados. La Nations Cup (torneo que Uruguay ganó en junio en Montevideo) fue realmente un antes y un después porque logramos triunfos jugando contra rivales directos como España y Rusia, también a Italia Emergente. Que el jugador haya sentido que disponía de herramientas adentro de la cancha y que lo plasmado en el campo era lo que se venía trabajando fue una gran satisfacción para todos porque se logró desde lo técnico y lo físico, aspecto importante porque todo pasa por ahí. Vos le podés plantear un sistema a un jugador pero si físicamente no nos acompaña, tenemos debilidades.

- ¿Se subió un escalón en lo físico también?

-Totalmente. Levantamos el nivel respecto al año anterior y vamos por más porque si no caes en tu propia trampa. Tenés un sistema de juego en el que los roles están claros e identificados y con espacios adentro de la cancha, pero si ese jugador no tiene la nafta, por decirlo de una manera clara, para poder estar activo y correr, lo exponés mucho. Entonces fueron etapas que se cumplieron y que ojalá nos den la base para comenzar bien este año.

-¿Sentís que el sistema de juego que planteaste se asimiló bastante rápido?

-Si bien el primer año no fue tan bueno, el jugador compró la idea pero más que la idea el protagonismo de salir a buscar las cosas, de accionar y no reaccionar, de proponer y no responder. Eso creo que fue el gran diferencia de un año a otro. Llevó un proceso de acostumbramiento, pero se logró y se sigue tratando de mejorar en todo sentido para salir a proponer durante los 80’.

-Capítulo aparte para el compromiso de los jugadores, ¿no?


-Lo que se logró con los jugadores es algo espectacular. Hablando con el “Garrafa” (el capitán Juan Manuel Gaminara), le decía que logramos un compromiso de los jugadores para entrenarse y mejorar físicamente sin sacarlos de su realidad, de su vida, los estudios, el trabajo o la familia. Pero por el contrario, al jugador le sirve todo eso para no pensar todo el día en rugby y si bien a medida que vas subiendo los escalones, la competencia crece y amerita que le dediques más tiempo al entrenamiento, logramos prácticas de calidad, aprovechar cada minuto con un compromiso brutal.

-¿Cuánto vale tener a la mayoría del plantel todo el año en el Centro Charrúa?

-Para mí eso es la vida. Es algo que Uruguay no debe perder nunca. Si bien el crecimiento del jugador profesional afuera está buenísimo, hoy la competencia que se logró acá con cerca de 15 partidos internacionales de nivel hace que vos los tengas acá y puedas entrenar como equipo y a su vez exigirlos individualmente porque si queremos competir contra los mejores, hay que entrenar a la altura de ellos y el plus de tenerlos a casi todos acá es clave.

-¿Cómo esperás el partido del sábado ante Canadá?


-Tenemos algo bien claro y es cómo plantear este partido y la serie. Primero tenemos que entender que son cuatro tiempos de 40’ cada uno y la importancia de ellos, en Vancouver y en Montevideo. El foco está en la ida y es importante que el protagonismo, ya sea desde la defensa o el ataque, tiene que ser de Uruguay porque el objetivo es llegar directo al Mundial. No podemos esperar a Canadá y ver qué propone. Son buenos jugadores y tienen un sistema muy claro y sencillo, con jugadores muy bien preparados.

-¿Hay convencimiento para quedarse con la serie?

-Yo veo a todo el Centro Charrúa convencido y trabajando con el mismo norte: salir a buscar nuestra oportunidad, no esperar y siempre estar un paso adelante de las cosas. Creo que es una línea que baja desde la Directiva hasta el último funcionario del Charrúa.

-¿Te ves en el Mundial?

-Por supuesto. Me veo y me imagino todo eso, pero voy al minuto cero del partido del sábado y pienso en la importancia de que el equipo llegue de la mejor manera posible y en estos días que nos faltan seguiremos metiéndole cabeza y trabajando para que el jugador deje atrás los nervios y la presión a la hora de salir a la cancha y poder volcar ahí todo lo hecho hasta ahora porque el objetivo es que el equipo muestre el mejor rugby posible en una instancia tan importante para Uruguay.

Una prueba que sirvió y mucho.

Los Teros jugaron el único amistoso previo a la serie Eliminatoria frente a Canadá y el rival fue Houston SaberCats, de Estados Unidos, en suelo norteamericano. El seleccionado uruguayo se quedó con la victoria por 32 a 24 y el entrenador Esteban Meneses analizó que “este encuentro nos sirvió para exponernos nuevamente en el contacto físico y tener una prueba de ese tipo siete semanas después de haber jugado el último partido frente a Namibia, ya que después vino una intensa preparación física”.

El head coach de Los Teros agregó que “nos faltaba esa descarga de pretemporada con un contacto al cien por ciento y estuvo muy bien. Creo que se cumplieron ampliamente las expectativas a pesar de que es difícil para los jugadores tener un amistoso una semana antes de un partido tan importante, donde te jugás una clasificación al Mundial. El equipo dio lo necesario, se distribuyeron bien los minutos y SaberCats planteó una batalla muy dura, similar a la que nos va a presentar Canadá y en ese sentido quedamos muy conformes”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)