COPA DEL MUNDO

Japón y otro batacazo en el Mundial de rugby: le ganó a Irlanda

La selección anfitriona pateó el tablero de la Copa del Mundo y derrotó en un partidazo a los irlandeses, uno de los favoritos al título.

Japón envió un fuerte mensaje a todas las selecciones favoritas de la Copa del Mundo de rugby al vencer contra todo pronóstico a Irlanda por 19 a 12 en un intenso partido disputado este sábado en Shizuoka.

La sorpresa no es tan grande como en 2015, cuando los “Brave Blossoms” escribieron una de las páginas más hermosas de la historia de la competición tras derrotar a Sudáfrica 34-32 en Brighton.

Puede que no se tomaran la amenaza en serio, sugirió Jamie Joseph, el seleccionador japonés. "Nosotros pensamos en este partido desde hace mucho tiempo. Se ha visto que ellos no han pensado en él hasta hace 6 o 7 días. Para nosotros ha sido una gran actuación", agregó.

Este triunfo cambia muchas cosas en el Grupo “A” en el que Japón puede ahora aspirar a una primera participación en los cuartos de final, y pasando como primero de grupo en caso de ganarle a Samoa y Escocia.

Este último, dominado por Irlanda (27-3), está entre la espada y la pared. Las cartas se han barajado de nuevo para el cuadro final, pues se esperaba que Nueva Zelanda chocara con Escocia y Sudáfrica con Irlanda.

"Hemos estado bien en el primer cuarto del partido, hemos terminado con una ventaja de 12-3", explicó el seleccionador de Irlanda, Joe Schmidt. "Y de repente hemos dejado de jugar. Estamos terriblemente decepcionados por no haber podido controlar el final del encuentro pero (Japón) es un equipo formidable que ha jugado realmente bien", expresó.

El XV del Trébol debe a partir de ahora hacerse a la idea de enfrentar a los All Blacks en cuartos de final, una ronda que nunca ha superado. Y los nipones vislumbran la posibilidad de un feliz reencuentro con los Springboks, que los aplastaron (41-7) a principios de septiembre en su último amistoso.

Fue ese último resultado, así como la apática victoria japonesa sobre Rusia (30-10), lo que aumentó el escepticismo sobre la capacidad de la selección local de competir con los mejores en el primer Mundial organizado en Asia.

La actuación de Shizuoka, ante unos 50.000 espectadores eufóricos, dará un impulso extra al éxito popular y festivo del evento.

Japón venció a Irlanda y sacudió el tablero en el Mundial de rugby. Foto: EFE.
Japón venció a Irlanda y sacudió el tablero en el Mundial de rugby. Foto: EFE.

"Confiábamos en nosotros"

Agresivos y perfectamente organizados en defensa, los japoneses consiguieron alterar el calculado juego irlandés y no quitaron nunca el pie del acelerador.

El XV del Trébol firmó un inicio de partido casi perfecto, aprovechando las dificultades de los locales en los balones aéreos para sumar dos tries y ponerse arriba 12-3 en 21’ de juego.

Pero los nipones impusieron su agresividad en los rucks para ralentizar a los irlandeses y se acercaron en el marcador gracias a la bota de Yu Tamura: 12-9. Así se fueron al descanso.

"Estamos muy contentos, es difícil de describir", dijo el capitán japonés, Pieter Labuschagne. "Estoy orgulloso de cada uno de los chicos. Ha sido un hermoso esfuerzo colectivo. (La victoria contra Sudáfrica) fue un gran partido, pero hemos preparado este torneo con un nuevo objetivo y sabíamos lo que queríamos hacer. Al preparar este encuentro confiábamos en nosotros".

El wing suplente Kenki Fukuoka consiguió el try de la victoria japonesa en el minuto 59, haciendo estallar de emoción a las tribunas del estadio de Shizuoka, llenas de aficionados locales vestidos con los colores de su selección que pudieron observar otro batacazo de Japón en la Copa del Mundo ya que esta vez se dio el lujo de derrotar a Irlanda, uno de los favoritos al título de campeón.

La alegría de los jugadores de Japón tras derrotar a Irlanda. Foto: EFE.
La alegría de los jugadores de Japón tras derrotar a Irlanda en Shizuoka. Foto: EFE.
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)