SÚPER RUGBY

Los Jaguares argentinos y una prueba de nivel

El Súper Rugby se pondrá en marcha este fin de semana y los Jaguares, la franquicia argentina que disputa este torneo, afrontan otro gran desafío buscando mejorar anteriores campañas.

Jaguares de Argentina. Foto: Jaguares.
Jaguares de Argentina comienzan una nueva edición del Súper Rugby. Foto: Jaguares.

Las clubes neozelandeses, entre ellos los Crusaders -defensores del título-, se presentan como los favoritas al título en la temporada 2018 del Súper Rugby, reducido ahora a 15 equipos, pero con la presencia por tercer año de los Jaguares argentinos.

Con la salida del Western Force australiano y los sudafricanos Kings y Cheetahs, el torneo recupera un formato en vigor hasta 2015.

El sistema se simplifica y permite una programación más comprensible de la temporada regular, en la que cada equipo se enfrentará a doce de los otros catorce.

Eso evitará, por ejemplo, que los Golden Lions sudafricanos puedan alcanzar la final como en 2017 sin haberse medido, antes del duelo decisivo, a ninguna franquicia neozelandesa.

Los representantes 'kiwis' son los rivales a batir en esta competición del hemisferio Sur: equipos de Nueva Zelanda han levantado el trofeo en las tres últimas temporadas.

La pasada temporada, Nueva Zelanda situó al máximo de equipos posible en la fase final, cuatro: los Crusaders, los Hurricanes, los Chiefs y los Highlanders.

¿Habrá revolución este año con el cambio de formato? Solo el tiempo lo dirá, pero lo cierto es que los Crusaders, provincia con más títulos (8) y con un plantel de estrellas, parece el favorito.

Los Hurricanes de Beauden Barrett, campeones en 2016, también parecen con sólidos argumentos, mientras que Chiefs y Highlanders podrían tener una temporada más de transición.

Los Chiefs perdieron a su entrenador principal (Dave Rennie, que se fue al Glasgow), mientras que los Highlanders están en reconstrucción.

Los Jaguares, en progresión

Los principales rivales de los neozelandeses serían de nuevo los sudafricanos, que el año pasado situaron a tres formaciones en la fase final (Stormers, Sharks y Golden Lions).

En el lado australianos, los Brumbies parecen los mejor equilibrados, mientras que Reds y Waratahs (último equipo no neozelandés campeón del Super Rugby, en 2014) intentarán al menos estar en la fase final.

Ese será también el objetivo de los Jaguares argentinos, un equipo en progresión, que en la temporada pasada ganó siete partidos de los quince disputados.

Ahora los Jaguares, entrenados por Mario Ledesma, espera dar el gran salto. En la capitanía estará Pablo Matera, con Joaquín Tuculet y Tomás Lezana como vicecapitanes.

"Es una gran responsabilidad y un nuevo rol, pero no voy a cambiar nada de mí. Seguiré siendo el mismo jugador y la misma persona. Creo que lo más importante que tiene que hacer el capitán es mantener el grupo unido, motivado, y siempre positivo. También tengo que pensar en todo momento lo que es mejor para el equipo", estimó Matera, en palabras recogidas en la web de los Jaguares.

Junto al equipo argentino, el punto exótico para las franquicias tradicionales volverá a ser el Sunwolves japonés.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)