JAPÓN 2019

Los héroes del pasado entregan su homenaje a la hazaña de Los Teros

Los jugadores de la selección uruguaya del pasado ponen el triunfo ante Fiji del debut del Mundial de Rugby en el lugar más alto de la historia. 

El festejo de Los Teros tras la victoria en el Mundial de Rugby 2019 - Uruguay vs. Fiji
Foto: Reuters

El 2 de octubre de 1999, en el debut de Uruguay en un Mundial de Rugby, Los Teros escribieron una página memorable. Única. Sorprendente. Fue en Galashiels (Escocia), victoria ante España por 27 a 15. Debut histórico y triunfo eterno. El 25 de septiembre de 2019, a punto de celebrarse 20 años de aquel momento, llegó una hazaña. En Kamaishi (Japón), Uruguay tumbó a Fiji (30-27). Los Teros se ganan respeto mundial.

Es la herencia de sangre. De deportistas fieles a una camiseta. De una historia marcada por la rebeldía. Y aquellos grandes guerreros del pasado volvieron a emocionarse. A vibrar. A llorar. A saltar de la cama para empujar y correr. Y jugaron con el corazón y como hinchas de Los Teros otro partido de Copa del Mundo.

“Jugar un Mundial y defender a tu país es una de las cosas más emocionantes que a uno le puede pasar. Es increíble, el canto del Himno te conmueve. Luchar por llegar a un lugar y poder vivirlo, disfrutarlo es inigualable. La emoción es tremenda. Y fue tan grande como esta, porque ver a estos chiquilines dejarlo todo, jugar con inteligencia, guapear sin perder nunca la cabeza, fue desbordante”, contó Mario Lamé. “La verdad es que se pelaron la piel. Las emociones son diferentes, porque se viven de diferente lugar, pero por dentro son muy parecidas. Me emocioné hasta las lágrimas por ver cómo dejaron todo”, agregó.

Mario Lamé
Mario Lamé. Foto: Archivo El País

Para Pablo Costábile no hubo nada más grande que defender a la Celeste en un Mundial y hoy lamenta no haber podido ir a Japón porque de afuera “se vive con una intensidad como si estuvieras jugando, ellos cantan el himno y te parás para hacerlo con ellos. Después de 20 años se genera la misma sensación. Es estar ahí. Se siente así. Cuando llegamos el Mundial 99, que fue la primera vez que se clasificó Uruguay, fue parecido a lo que está sucediendo ahora, siendo amateurs, después de un repechaje larguísimo, haber clasificado con sacrificios y haberle ganado a España y haber hecho muy buenos partidos contra Sudáfrica y contra Escocia fue histórico. Lo de hoy también porque Uruguay no es un cuadro profesional, la diferencia es realmente grande en lo físico, en la dedicación, pero el rugbista uruguayo si te tiene que tumbar te tumba, aunque seamos inferiores físicamente. El batacazo fue enorme. Estoy orgulloso de estos Teros. Te erizás porque dejan todo”.

Pablo Costábile
Pablo Costábile. Foto: Archivo El País

Daniel Herrera, quien fuera el head coach de Uruguay en 1999 y manager en 2003, no lo dudó ni un segundo: “Este es el triunfo más importante en la historia del rugby uruguayo”. “Me tocó ser head coach de Uruguay en 1999 cuando le ganamos a España e igualamos el récord de los Pumas que había jugado cuatro mundiales y obtenido un triunfo. Fue una gran emoción. Me tocó ser el manager de la selección 2003 cuando Diego Ormaechea era el técnico y Georgia era el equipo estrella de la IRB y logramos otro triunfo histórico. Ahora me tocó participar como hincha de Los Teros y creo que este es el triunfo más importante en la historia del rugby uruguayo en los campeonatos del mundo. Lo pondría en la categoría de hazaña por la disparidad que hay en todo sentido. Uruguay es tapa en todas las páginas del rugby mundial por dar el batacazo del campeonato. Una gran alegría poder haber estado acá para vivirlo. A los 20 años otro triunfo espectacular”.

Daniel Herrera, el head coach de Uruguay en 1999.
Daniel Herrera, head coach de Uruguay en 1999. Foto: Archivo El País

Otro que no pudo contener en ningún minuto la emoción fue Sebastián Aguirre, también integrante del plantel celeste de dos mundiales. “La verdad que lo viví muy emocionado en todo momento, vibrando con cada jugada, con cada tackle, con cada patada. Lo vi desde la cama pero saltaba en cada momento. Canté el himno con ellos, porque la emoción que te da es enorme. Te lleva al pasado, al momento en el que jugábamos. La dimensión del rival al que se le ganó es insuperable”.

Sebastián Aguirre en rugby Uruguay
Sebastián Aguirre. Foto: Archivo El País

Martín Panizza, uno de los grandes gladiadores que tuvo el rugby uruguayo en mundiales, se alegró tanto como en aquel 1999. “Esta es la victoria más importante en la historia del rugby uruguayo. Lo que hicimos contra España y Georgia en 1999 y 2003 fue trascendente e histórico, pero esto se destaca porque es contra un cuadro del Tier 2 y Uruguay es Tier 3. En la fortaleza emocional que demostró el cuadro es donde podemos hacer un paralelismo. Es el plus que tenemos. Si uno mira los datos de los jugadores se ven las diferencias de tamaño, de profesionalismo, de destrezas, de popularidad del deporte contra los países con los que competimos y ahí empieza a verse la magnitud de lo que significa ganar un partido para Uruguay. Es algo espectacular y solo se explica por ese plus de la garra que tenemos los uruguayos y como sentimos el deporte y la camiseta celeste”.

Martín Panizza
Martín Panizza. Foto: Archivo El País

Alfonso Cardozo, protagonista en dos mundiales con sus tries, no ocultó el orgullo que le generó el triunfo logrado por Teros. “Estoy muy sorprendido, muy emocionado y muy orgulloso de lo que consiguieron. Lo que hicimos en el pasado, por las carencias y diferencias, fue muy meritorio e histórico, pero lo de estos chicos es de locos. Es realmente increíble. Lo que jugaron, lo que pelearon, lo que tacklearon, fue maravilloso. Es un batacazo y es el triunfo más importante del seleccionado nacional porque se da contra un rival durísimo y que en los papeles es mejor que nosotros. Estoy impresionando. Han hecho que el mundo entero hable de Uruguay”.

Diego Aguirre en la selección de rugby
Diego Aguirre. Foto: Archivo El País

Diego Aguirre, otro exmundialista con Uruguay, dijo: “En el momento no te das mucha cuenta de lo que estás logrando por más que la alegría es enorme. Pero a la larga, cuando pasa el tiempo, comprendés lo que tuviste la suerte de conseguir. La victoria ante Fiji de estos chiquilines es increíble, por cómo se dio, por la manera en la que metieron. Hacía mucho tiempo que no me emocionaba tanto con un partido de Uruguay viéndolo por televisión. Juro que lo viví al instante, gritándole a la pantalla, les decía ‘metele tackle’. Enchufado y gritando de madrugada. Es un batacazo tremendo. Estoy feliz por el trabajo que hace cada jugador. Estar en el Mundial es impresionante y ganar un partido como este mucho más. No lo van a olvidar nunca”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)