RUGBY

Contepomi: "Estoy feliz por lo que viví"

El 6 de octubre de 2013 se puso por última vez la de Los Pumas. Dos días más tarde se colocó la túnica de médico. Felipe Contepomi pasó por Punta del Este como embajador de Land Rover y estuvo en la presentación de la copa Rugby que se juega en Montoya.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Felipe Contepomi en Punta del Este. Foto: Marcelo Gallardo

Felipe Contepomi pasó por Punta del Este como embajador de Land Rover y estuvo en la presentación de la copa Rugby que se juega en Montoya.“Ahora hay que ver cómo disfruto lo que sigue; como DT, espectador, dirigente o médico”.

—¿Hay vida después del rugby?

—Lo interesante de un deportista es asumir, aceptar los momentos y saber cuando hay que decirle basta. No me refiero solo al rugby. Pasa lo mismo con el fútbol, con el básquetbol y con cualquier otra disciplina. No es fácil retirarse cuando uno pasa apenas los 30 años. En mi caso la estiré bastante.

—¿Qué siente en este momento apenas retirado?

—Estoy muy feliz por todo lo que me tocó vivir y disfrutar en el rugby. También contento por el hecho que fui yo quien decidió retirarse, y no que fue el deporte quien decidió por mi el fin de mi carrera.

—¿Qué fue primero: la cabeza o el cuerpo?

—Por eso digo que soy un afortunado: en realidad fue más que nada algo mental. El cuerpo, obviamente, no está como a los 20 años pero está bien. No es solo una simple decisión. Hay una cantidad de prioridades que también influyeron en mi determinación. En el deporte es la cabeza la que debe influir en las decisiones del deportista. No es algo que se resuelva de un día para otro. Es algo que se madurada con el paso del tiempo. De todas formas, con el rugby uno sigue ligado toda la vida.

—¿Y en ese momento con qué se encuentra?

—En mi caso, seguramente será al costado de la cancha entrenando. El entrenador de Los Pumas ya me invitó a participar del trabajo de Los Pampas. Por ahí va la cosa. Estoy muy contentos.

—Los hinchas siempre somos egoístas con los deportistas, queremos que den más de lo que pueden dar. No se entiende que son carreras muy cortas que luego dan paso a toda una vida por delante. La transición tiene que ser muy ordenada. No queda otra.

—Lo más difícil para el deportista cuando se retira es encontrar algo que lo llene tanto o más que el deporte que uno practicaba. En mi caso estudie medicina. Es otra profesión que sin pasión es muy difícil terminarla.

—Forma parte con Hugo Porta y Agustín Pichot de la mejor historia del rugby argentino. Hay como una especie de obligación en devolver al deporte todo lo que le dio como rugbista de élite.

—Hay que ver cómo se mantiene uno activo con el rugby. Hugo (Porta) es uno de los más grandes que no quedó tan ligado al rugby. Se volcó hacia la diplomacia y la política. Pichot decidió ser dirigente. En mi caso me veo más cerca de la cancha. Por el momento. No quita que en el día de mañana termine en la política o como dirigente. Cada uno trata de reinventarse o ver la forma en que sale adelante. Siempre digo que como jugador no hay nada igual. Hoy me toca terminar la etapa en la que no voy a entrar más a una cancha de rugby que es lo más lindo que uno puede tener a lo largo de su vida. Ya lo tuve. Ahora hay que ver como consigo disfrutar lo que sigue. Quizás como entrenador. Como espectador o, también puede ser como médico o dirigente.

EMBAJADOR

Junto a Land Rover

"Sigo muy ligado (al rugby). Más como embajador de Land Rover. Haciendo cosas con el Mundial que se viene (en Inglaterra). También el tema como entrenador. Estoy viendo si me apasiona y me gusta para hacerlo más seriamente", confesó el exrugbista en la charla con Ovación.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)