RUGBY

Cambios para crecer más

Sebastián Piñeyrúa explicó hacia dónde va el rugby uruguayo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El proyecto. Desde la URU buscan seguir mejorando para potenciar al rugby uruguayo.

El Mundial de Inglaterra marcó un antes y un después para el rugby uruguayo, que ahora va por más y desde la Unión de Rugby del Uruguay apuntan a un modelo de gestión que permita que este deporte continúe en franco crecimiento.

"Asumir el desafío de potenciar el rugby, adaptarnos a buscar los mejores resultados y tomar las decisiones que consideremos correctas es lo que debemos hacer. Vamos a identificar dónde podemos hacer rendir más a quienes están hoy trabajando con mucha dedicación y compromiso para lograr dar un salto hacia adelante", le contó a Ovación Sebastián Piñeyrúa, el presidente de la Unión de Rugby del Uruguay (URU).

Es que tras el Mundial de Inglaterra, la URU implementó una serie de cambios institucionales. Pablo Lemoine pasó de ser el head coach a dirigir el Estadio Charrúa, que tendrá como objetivo principal transformarse en un centro de formación de jugadores para que luego lleguen a las selecciones mayores.

En tal sentido, la URU deberá designar un nuevo entrenador llegará desde Argentina, dada la excelente relación que hay entre las uniones de ambos países. "Pablo es una pieza muy importante en nuestro proyecto. Hablamos y se llegó a la conclusión de que era necesario que pase a ejercer un nuevo rol. Contamos con todo su apoyo para dar estos pasos y él está convencido de este nuevo camino", explicó Piñeyrúa, quien agregó que "la idea es que trabaje buscando perfeccionar un sistema que consolide mejores estructuras y como resultado de esto mejores jugadores y personas".

Con respecto a la relación entre las uniones de Argentina y Uruguay, el presidente de la URU dijo que "es excelente. Durante el Mundial tanto Carlos Araújo, Agustín Pichot, Daniel Hourcade y todo el resto del staff me hicieron sentir uno más del grupo y me permitieron vivir y compartir con ellos momentos donde pude ver su fanatismo, todo lo que están logrando y la experiencia que adquirieron. Nada puede ser mejor para nosotros que contar con su apoyo y que nos recomienden alguien que pueda ayudarnos a crecer. Ese es el camino a seguir".

Por último y consultado acerca de la posibilidad de profesionalizar este deporte, Piñeyrúa fue claro y remarcó que "el rugby acá es y seguirá siendo amateur en el 95% de los casos. La llave del éxito y el verdadero crecimiento son los miles de chicos que juegan los fines de semana en clubes y colegios, y los voluntarios, entrenadores, managers, dirigentes y padres que le dedican su tiempo y conocimiento a mejorar esos clubes. Eso no va a cambiar y nadie quiere hacerlo. Hacia donde sí apuntamos es a complementar ese modelo con un reducido grupo de jugadores (no más de 10 del ámbito local más los que juegan en el exterior) y de elite que puedan dedicarle más tiempo y logren mejores condiciones para competir en forma más equitativa con otros seleccionados profesionales cuando representan a Los Teros en las diferentes competencias internacionales".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)