ELECCIONES

El argentino Agustín Pichot será candidato a la presidencia de World Rugby

El exjugador de Los Pumas confirmó que será uno de los candidatos para dirigir el rumbo del máximo organismo internacional del rugby.

Agustín Pichot. Foto: Reuters.
Agustín Pichot. Foto: Reuters.

El actual vicepresidente de World Rugby, el argentino Agustín Pichot, sacudió el ambiente y confirmó que será candidato a la presidencia del organismo que rige el rugby.

Si bien desde hace unos meses ya se rumoreaba que el exjugador de Los Pumas se la jugaría por esa decisión, no había nada confirmado de cara al acto eleccionario que se llevará a cabo el próximo sábado 26 de abril y que tendrá sus resultados el 12 de mayo.

De esta manera, Pichot se enfrentará al actual presidente de World Rugby, Bill Beaumont, con quien compartió fórmula en las pasadas elecciones.

Hace un año, el dirigente inglés rechazó un ambicioso proyecto del argentino y ahí comenzó a quebrarse la relación que terminó con la decisión de Pichot de tirarse a la presidencia del organismo, algo que “Ficha” confirmó en las redes mediante un manifiesto.

Esta noticia cayó muy bien en Sudamérica Rugby y su presidente, Sebastián Piñeyrúa, dijo sobre Pichot que “su liderazgo es una luz de esperanza para todos los países emergentes y los tradicionales que buscan evolucionar para lograr un rugby más global y participativo en todos los sentidos”.

Agustín Pichot y Sebastián Piñeyrúa tras la histórica decisión de World Rugby. Foto: URU.
Agustín Pichot y Sebastián Piñeyrúa. Foto: URU.

El uruguayo agregó que “desde Sudamérica Rugby estamos muy orgullosos del contenido y nos sentimos plenamente identificados con las ideas y transformaciones que persigue. Que Agustín haya tomado esta decisión me llena de esperanza. Podría haber esperado y ser presidente dentro de cuatro años, pero su ilusión es cambiar el mundo. No pensó en él, sino en el sueño de quienes buscamos un rugby más global y más justo”.

La carta de Agustín Pichot

Unidos – Es nuestro momento

Mujeres y hombres, todos luchamos por, y creemos en, un mundo justo, igualitario y más inclusivo.
¿Es cierto?
Si es así, es momento de convertir estos sueños en realidad para nuestro deporte, el rugby.
Es momento de pensar en un deporte en el que los ingresos profesionales y comerciales sean un verdadero beneficio para todos, fomentando el crecimiento del rugby en todo el mundo y dejando atrás el tiempo en que esos beneficios eran solo para algunos.
Estamos viviendo un momento crítico y por eso esta es una elección crítica.
La crisis actual es una oportunidad para alinear una visión global de nuestro juego. Ser más solidarios y justos. No podemos desaprovecharla.
Es momento de trabajar en un calendario global y demostrar nuestra intención estratégica de atraer la inversión sustentable que necesitamos. De lo contrario nos arriesgaríamos a volver a las contribuciones y subsidios individuales sin tener una visión a largo plazo para un juego global.
Es momento de cambiar, de focalizar nuestra atención, amor y dedicación en todas las uniones y federaciones equitativamente.
Comenzando por las Uniones tradicionales que han nutrido a nuestro juego para ser lo que es hoy, manteniéndolas fuertes.
Al mismo tiempo, debemos desarrollar y apoyar a nuestras naciones emergentes que están luchando para sobrevivir y trascender en sus regiones, para que un día estén presentes en los grandes escenarios de Rugby Internacional, Sevens, Copas Mundiales, siendo todas competitivas y fuertes.
Pero no podemos realizarlo sin escuchar al corazón y alma del juego. Los Jugadores. A todos ellos.
Cada uno de los niños y niñas que hoy están jugando, o que lo harán en el futuro, deben pasar a ser nuestra prioridad. Nuestra verdadera obsesión.
Debemos cuidarlos mediante la creación de reglas que los protejan, compartiendo los valores y conductas de nuestro deporte con los padres y las familias, asegurando que todos sepan que no hay una comunidad mejor o más segura de la que puedan ser parte.
El rugby es muchísimo más que un deporte, es una fuerza saludable, poderosa e inclusiva, un signo de esperanza para todos los jóvenes de todo el mundo. Una fuerza que puede hacerlos capaces de convertir el mundo que tienen en el mundo que desean. Con amor, pasión y equidad.
¿Estamos preparados para esto? ¿Estamos realmente preparados para este desafío?
Yo estoy preparado. Estoy preparado, con ganas y con capacidad para hacer esto realidad, pero los necesito conmigo.
Si la respuesta es SÍ, es momento de participar a nuestros Jugadores y convertirlos en embajadores de nuestro gran deporte. Ellos son la verdadera y auténtica inspiración para todos los jóvenes, de todas las nacionalidades, de todo el mundo.
Además, tenemos que trabajar junto a nuestras Uniones establecidas, que son las que han logrado llevar al juego tan lejos en sus propios países. Es con ellas con quienes también podemos ayudar a que crezca nuestro juego. Pueden ayudarnos liderando con el ejemplo, compartiendo parte de su experiencia con otras naciones y clubes.
Pero, más importante aún, es momento para que nosotros, World Rugby, prioricemos lo esencial de nuestro deporte: EL JUEGO, sus valores y sus jugadores, focalizando nuestro tiempo, recursos e inversiones en ellos y no en nuestra propia burocracia o necesidades internas.
Es importante también vincularnos de una manera más dinámica y moderna con nuestros participantes claves: jugadores, uniones, clubes, fans, inversores y sponsors.
Es momento de desarrollar reglas de vinculación, en las que World Rugby pueda relacionarse con la Competición Internacional dentro de los países.
Debemos convertirnos en una organización que lidere y garantice el crecimiento y el desarrollo del juego en todos los niveles y, principalmente, para los jugadores amateur que componen la mayor parte de nuestra población activa en la práctica de rugby.
Es momento de definir una estrategia sólida y consistente.
Es momento de que World Rugby lidere con una voz clara, comunicando y conectando a todos los niveles, regiones, países y comunidades de todo el mundo.
Es momento de convertir esos sueños en realidad.
Contando con la larga tradición e historia, impulsado con tecnología de última generación y una visión moderna de la realidad, lograremos que el rugby sea un deporte vanguardista y así, fortaleceremos nuestras conexiones con nuestra comunidad y fans a nivel global.
Es momento de redefinir el futuro del rugby, nuestro juego.
Es momento de alinear al rugby de manera verdaderamente global, y no quedándonos atrás como uniones y federaciones aisladas.
Es momento de hacerlo, juntos.
Todos unidos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados