Fútbol

¿Qué pasará con Rojadirecta?

La Justicia española le dio hasta la próxima semana al portal que transmite encuentros en vivo, para dejar de hacerlo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La nación

No son nuevas las críticas a Rojadirecta, una página española que lista enlaces en los que se pueden ver gratis el streaming televisivo de todo tipo de eventos deportivos, de todo el mundo. La acusan de piratería: de robar contenido que no es suyo sino de compañías que pagan los derechos de transmisión.

Pero este lunes las acusaciones se materializaron en unas medidas cautelares: un juzgado madrileño decretó el cese inmediato de sus emisiones.

Aun así, Rojadirecta sigue funcionando. ¿Cómo lo hace? ¿Cuál es la estrategia que siguen las páginas similares de enlaces para esquivar la justicia?

Ser "invisible"

"No aparecer por ningún lado" es, según David Maeztu, un abogado español especialista en Internet, lo primero que suelen hacer los creadores de este tipo de sitios.

Y en ese sentido, Rojadirecta no es una excepción. Poco se conoce sobre su fundador, Igor Seoane, más allá de que es un gallego de mediana edad que en 2005, a través de Puerto 80, una empresa radicada en Perillo (La Coruña), puso en marcha una página web llamada Rojadirecta.

Un sitio web que en diez años llegaría a superar los 2,5 millones de usuarios únicos al mes.

Modificar dominios

Ya el 31 de enero de 2011 el gobierno de EE.UU. bloqueó Rojadirecta.org y Rojadirecta.com, tomando la delantera a la justicia española. Lo hizo después de que la empresa Audiovisual Sport denunciara el sitio por vulnerar supuestamente la propiedad intelectual.

Con ello, las autoridades estadounidenses pudieron actuar a nivel internacional, impidiendo el acceso al sitio durante un tiempo. Aunque el bloqueo no duró mucho: el servicio pronto volvió a estar disponible en otros dominios.

Además, más de un año y medio después, en agosto de 2012, las autoridades de EE.UU. se vieron obligadas a devolver ambos dominios a su propietario original, después de que sus responsables impusieran una demanda contra el gobierno, alegando que el embargo se había producido sin juicio previo.

A día de hoy aún se puede consultar con otro dominio (rojadirecta.me). Esta estrategia -el cambio de dominio- es habitual en las páginas de enlaces piratas.

Sin embargo, las medidas cautelares del Juzgado de lo Mercantil número 11 de Madrid no van dirigidas a una página web con un dominio en particular, recuerda Maeztu a BBC Mundo. "Van dirigidas contra el prestador". Esto es, a la empresa que está detrás.

Aunque Maeztu aclara que el caso Rojadirecta difiere de las medidas contra páginas como Megaupload. "No se menciona evasión fiscal ni lavado de dinero. Es un caso de competencia desleal pura y dura, de propiedad intelectual". Y subraya que es un proceso por lo civil, y que no existen cargos penales.

SERVIDOR EN EL EXTRANJERO

El juzgado madrileño le dio siete días a la plataforma para que suspendiera emisiones. Rojadirecta está dentro de ese plazo, pero si no lo hace el juez pedirá a los operadores de acceso a internet en España (como Telefónica, por ejemplo) que bloqueen la página.

"Les solicitará que cuando alguien pida acceso a esa página no respondan, que hagan como que no existe", explica Maeztu. Algo similar se dio en la Argentina con el bloqueo a algunos dominios de The Pirate Bay a mediados del año pasado.

Eso se logra principalmente bloqueando la dirección en el DNS (Sistema de Nombres de Dominio, un sistema de nomenclatura jerárquica para computadoras, servicios o cualquier recurso conectado a internet) del prestador del servicio (en este caso, España).

Sin embargo, si el propietario de la web la muda a un servidor en otro país, el acceso seguiría siendo posible. En el caso de The Pirate Bay, por ejemplo, el bloqueo estaba dirigido a un dominio y un número IP específicos; al cambiar (al activar una dirección alternativa) el bloqueo dejaba de funcionar.

DEPENDE DE QUIÉN LO PIDE

"Las medidas cautelares tienen dos límites", señala el abogado en ese sentido. "El del alcance de la jurisdicción española y el de las empresas demandantes".

Y es que el juez tomó la decisión en base a la petición de Mediapro y GolTV, dueños de parte de los derechos de retransmisión del fútbol español. Ambos canales iniciaron un procedimiento judicial para intentar lograr el cierre de Rojadirecta.

Sin embargo, las medidas cautelares dictadas por el juez ordenan cesar las emisiones de contenidos asociados solo a estas dos cadenas. Así, si hay eventos deportivos cuyos derechos pertenezcan a otros canales, mientras estos no se sumen a la demanda, los enlaces para verlos (ya que Rojadirecta no transmite nada, sino que linkea al streaming que otros ponen online) seguirán estando disponibles en el sitio.

Y no son pocos, ya que Rojadirecta ofrece enlaces a partidos de la liga española, inglesa, italiana, sueca, rusa, israelí, portuguesa, rumana; cualquier partido de la NBA, de la Liga Profesional de Béisbol de Estados Unidos; la Fórmula Uno, la liga de críquet, golf, ciclismo e incluso encuentros internacionales de curling.

Por el momento, los responsables de la página no tienen miedo al cierre. Así se lo aseguran en un comunicado enviado a Gizmodo en Español: "Sabemos bien de la legalidad de Rojadirecta. No es temeraria nuestra operativa ni su continuidad", señala el texto: "Hay un trabajo muy diligente detrás. Y suponemos que los letrados de la demandante también saben de nuestra legalidad, quizás ello explique la cantidad inusual de afirmaciones inciertas aportadas en su demanda que no se corresponden con la realidad, los esfuerzos que han hecho por intentar no darnos ni si quiera oportunidad a defendernos y el interés en obtener decisiones a las que no le corresponde entrar demasiado en el fondo del asunto. [...] Al final vamos a ganar pero habrá que pelear muchísimo".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º