SELECCIÓN

Los volantes tienen claro que pueden y deben mejorar

El único mediocampista celeste que todavía no tuvo minutos en el Mundial es Jonathan Urretaviscaya.

Matías Vecino
Foto: Nicolás Pereyra

Pasaron dos partidos para Uruguay y la conclusión luego de 180 minutos es que por más que se tenga a la mejor delantera de las 32 selecciones que están en el Mundial, si el balón no les llega de poco sirven sus cualidades. Aun así, Luis Suárez anotó en gol de la victoria ante Arabia Saudita y Edinson Cavani jugó un muy buen partido en el debut contra Egipto.

No hay otro diagnóstico posible: el fallo estuvo en el mediocampo. Lo sabe muy bien Óscar Tabárez, quien sigue buscando la mejor formación para la mitad del terreno. Tanto es así, que de los nueve volantes que trajo ya utilizó a ocho. El único que hasta ahora no tuvo minutos es Jonathan Urretaviscaya y no se descarta que los pueda tener el lunes ante Rusia.

¿Qué aporte hizo cada uno de los que ya estuvieron en cancha?

Matías Vecino. Por sus pies pasaron muchos balones, sobre todo porque es el encargado de la salida del equipo. Jugador inteligente, es importante desde lo táctico por cómo cubre los espacios. Sin embargo, la otra mitad del trabajo que es sacar el balón bien jugado no lo hizo del todo bien. Acertó los pases cortos, pero falló cuando tuvo que poner a correr a un compañero. Fue titular en los dos partidos, pero no los completó. Candidatazo a no estar desde el inicio ante Rusia.

Rodrigo Bentancur. Dos partidos parejos, aunque quizá mejor el último ante Arabia Saudita que el primero. Igualmente, cumplió una buena tarea ante Egipto, encuentro en el cual hizo su primera presentación mundialista. Fue el que mejor trató la pelota en la mitad del terreno. Ahora tendrá la oportunidad de probarse como compañero de Lucas Torreira.

Lucas Torreira. Jugó los últimos ocho minutos ante Egipto y 32 el miércoles frente a Arabia Saudita. En este último estuvo mejor y no solo porque tuvo más tiempo para mostrarse, sino porque la ansiedad del debut ya había quedado atrás y estuvo más preciso con el balón. “En el primer partido me tocó entrar sobre el final, pero quería mantener la concentración. Ya ante Arabia tuve un poco más de minutos y me sentí un poco más suelto porque habían pasado los nervios y la ansiedad del debut”, contó.

Nahitan Nández. Realizó un buen circuito futbolístico por derecha con Guillermo Varela ante Egipto, pero no culminó bien las jugadas. Eso llevó a que fuera sustituido durante el encuentro y posteriormente perdiera la titularidad.

Carlos Sánchez. De los jugadores más productivos de Uruguay en el Mundial. Entró por Nández frente a Egipto, fue titular ante Arabia y puso las dos asistencias para los goles celestes en el torneo: centro desde la derecha a la salida de un tiro libre para el cabezazo de Giménez en el debut y otro para el toque suave de Suárez ante Arabia Saudita con un córner desde la izquierda. Seguiría en el equipo.

Giorgian De Arrascaeta. Fue utilizado en el debut como volante abierto por izquierda, aunque con la directiva de cortar hacia el medio y pararse detrás de los dos puntas para abrir el juego cuando Uruguay tenía la pelota. No lo hizo bien y por eso perdió el lugar para el segundo juego.

Cristian Rodríguez. El “Cebolla” entró ante Egipto desde el banco y fue pieza clave. Le dio dos cosas a la banda izquierda: un futbolistas más del perfil natural y una verticalidad que el equipo no tenía. Flojo partido ante Arabia Saudita y se fue reemplazado.

Diego Laxalt. De buen ingreso por la izquierda ante Arabia Saudita, partido que significó su debut mundialista. Incluso en algún momento jugó de carrilero porque Tabárez armó una línea con tres zagueros: “Me siento muy cómodo en cualquiera de las dos posiciones, siempre he jugado allí, como lateral o más adelantado”.

Jonathan Urretaviscaya. Es el único de los volantes (aunque puede ser considerado punta) que no tuvo minutos aún en la Copa del Mundo. Espera para hacer su estreno absoluto.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)