MUNDIAL 2018

Un triunfo tecnológico de Francia

En un partido que estuvo marcado por decisiones que se apoyaron en la tecnología y con el árbitro uruguayo Andrés Cunha como gran protagonista, Francia no lució, pero le ganó 2-1 a Australia en el debut de ambos en el Grupo "C" de la Copa del Mundo.

Primer tiempo

En un partido que tiene arbitraje uruguayo con Andrés Cunha como principal y Mauricio Espinosa y Nicolás Tarán como árbitros donde Francia apareció como gran favorito, Australia se las ingenió para defenderse y hasta generar la chance más clara de gol en la primera parte.

El inicio del encuentro fue todo del equipo de Didier Deschamps que se adueñó de la pelota y también del terreno de juego, sobre todo por la banda derecha, pero sin generar demasiado riesgo.

Ya en los primeros cinco minutos de juego, los galos habían rematado dos veces al arco pero sin grandes peligros para el arco de Mathew Ryan y a los 7', Antoine Griezmann ganó por arriba en un anticipo en el área pero sacó un débil cabezazo.

Cuando todos esperaban que Francia se pusiera en ventaja, Australia sorprendió en su primera llegada clara y con un cabezazo de Mathew Leckie y rebote mediante complicó a Hugo Lloris que se vio sorprendido pero pudo sacar esa pelota al córner.

Luego de esa acción, los galos volvieron a dominar durante la primera mitad pero no lograron tener profundidad y el partido se fue al descanso sin goles. 

Segundo tiempo

En el complemento llegaron las emociones y también las polémicas, o mejor dicho, la utilización de la tecnología para tomar decisiones en varias jugadas.

Es que a los 54’, Antoine Griezmann se metió en el área de Australia y luego de ganar la posición, lo derribaron. El árbitro Andrés Cunha recurrió al VAR por primera vez en la historia de los Mundiales y cobró penal.

El jugador del Atlético de Madrid que por estas horas define su futuro no perdonó y a los 57’ puso el 1-0 para abrir el marcador y anotar el primer gol de Francia en Rusia 2018.

Pero tres minutos más tarde, Cunha sancionó otro penal, pero ya más claro, por una mano de Samuel Umtiti en el área francesa. Fue Mile Jedinak el que cambió remate por gol para poner el 1-1.

Francia ya no era la del inicio del partido, Australia seguía siendo firme en defensa, pero el partido se jugaba en campo de los amarillos con los galos tratando de generar peligro.

Los cambios intentaron refrescar a dos equipos con diferentes objetivos y mientras los minutos pasaban, Francia, uno de los candidatos al título, no convencía en su debut en Kazán.

Pero a los 80’ y también gracias a la tecnología, Paul Pogba puso el 2-1 que terminó siendo el definitivo luego de sacar un remate en el área que pegó en el horizontal y cruzó la línea de gol, por lo que el reloj de Cunha vibró gracias al chip que tiene el balón mundialista.

Con ese tímido y opaco 2-1, el equipo de Didier Deschamps hizo su primera presentación en el Grupo “C” del Mundial y lo más importante fue el triunfo para picar en punta ante un rival que vendió muy cara la derrota.

Francia y Australia en Rusia 2018. Foto: AFP.
Francia y Australia en el inicio del Grupo "C" del Mundial de Rusia 2018. Foto: AFP.
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)