RUSIA 2018

Uruguayos y rusos son adversarios de viejas batallas

Varios partidos memorables en el historial entre los celestes y los europeos.

Foto: Archivo
Foto: Archivo

El historial entre uruguayos y rusos incluye una década de partidos memorables, disputados en los tiempos de la Unión Soviética. Como la FIFA reconoce a Rusia como heredera futbolística de la URSS, esos encuentros valen para el repaso. Curiosamente, Uruguay-Rusia hubo, en cambio, un solo partido amistoso, en 2012.

El seleccionado soviético comenzó a competir en forma sostenida con el resto del mundo a partir de la década de 1950. Y en los 60 incrementó la actividad con periódicas giras. Así fue que se presentó en Montevideo la noche del 29 de noviembre de 1961: fue un gran acontecimiento, ya que la presencia del equipo de camiseta roja con la sigla CCCP (URSS en ruso) despertó enorme expectativa. Se les atribuía métodos nuevos y espectaculares de entrenamiento. En algunos deportes llegaron a convertirse en potencia, pero en el fútbol jamás alcanzaron el primer plano.

Aquella vez ganaron 2-1 (el gol celeste fue de Luis Cubilla) e impresionaron por su velocidad al público del Estadio Centenario, aunque no brillaron. La revancha fue el 27 de abril de 1962 en el estadio Lenin de Moscú (hoy denominado Luzhniki, sede central del Mundial) y los soviéticos se impusieron con un apabullante 5 a 0.

La goleada representaba un antecedente pesado cuando les tocó enfrentarse por el Mundial de Chile, el 14 de junio siguiente. Uruguay necesitaba ganar y perdió ajustadamente y sobre la hora por 2 a 1 (el gol fue de José Sasía), pese a jugar buena parte del partido con 10 hombres. En realidad, Eliseo Álvarez siguió en la cancha incluso con un tobillo fracturado, pero fue un aporte más emocional que efectivo.

El 20 de mayo de 1964 Uruguay volvió a visitar Moscú. Fue con la llamada “selección de los chicos”, porque no había futbolistas de Nacional y Peñarol, salvo la singular presencia del ecuatoriano Alberto Spencer con la camiseta celeste. Esa tarde se perdió 1 a 0.

La URSS devolvió la visita el 4 de diciembre de 1965 y volvió a ganar: 3-1. El descuento fue de Pedro Rocha.

El 14 de junio de 1970 se produjo la única victoria uruguaya en este historial, aunque valió más que unos cuantos amistosos. Fue en el estadio Azteca de México, por los cuartos de final del Mundial. Los celestes se metieron entre los cuatro mejores del mundo gracias a un gol de Víctor Espárrago, que los soviéticos protestaron airadamente.

La jugada fue así: sobre el final del tiempo suplementario, Luis Ubiña lanzó un centro al área de la URSS. Atilio Ancheta trató de cabecear, pero la pelota salió hacia un costado. Luis Cubilla no permitió que se fuera por la línea de fondo, aunque se le interpusieron dos rivales. Uno de ellos trató de dejar que el balón se perdiera afuera, pero el puntero uruguayo se lo quitó. Y realizó a continuación una inverosímil maniobra sobre la raya, que culminó con un centro. El arquero quiso cortar, pero su manotazo quedó en el aire. Y detrás suyo Espárrago cabeceó al arco vacío. Ninguna toma de la televisión pudo probar que la pelota se hubiera ido afuera, como reclamaron los rusos.

El último partido con la Unión Soviética se jugó el 29 de junio de 1972 en el estadio Morumbí de San Pablo, por la Minicopa de Brasil. Fue un torneo organizado por los brasileños para celebrar el 150 aniversario de su independencia (el nombre oficial era Taça Independência) pero también para promover la figura de Joao Havelange, entonces candidato a la presidencia de la FIFA.

Uruguay cumplió una desteñida actuación y perdió 1-0 con los soviéticos. Y hasta 2012 no hubo más encuentros.

Suárez ya le convirtió a los rusos en Moscú:

El único antecedente de la selección de Uruguay contra la de Rusia tras la desaparición de la URSS, fue un amistoso el 25 de mayo de 2012 en el Estadio Lokomotiv de Moscú.

El partido terminó 1 a 1. Luis Suárez fue el autor del gol celeste cuando iban 48 minutos de juego. El ruso Aleksandr Kerzhakov igualó apenas un minuto más tarde.

Uruguay jugó con Fernando Muslera; Maximiliano Pereira, Diego Lugano, Diego Godín, Martín Cáceres; Diego Pérez (Walter Gargano); Egidio Arévalo Ríos, Álvaro Pereira (Gastón Ramírez); Edinson Cavani; Diego Forlán y el salteño Luis Suárez. Arbitró el holandés Kevin Blom.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)