RECUERDOS MUNDIALISTAS

El 0 a 0 del Uruguay de Ondino en Wembley

A la Celeste le tocó debutar en el Mundial 1966 contra el dueño de casa.

Las formaciones de Inglaterra y Uruguay en la inauguración del Mundial de 1966.
Las formaciones de Inglaterra y Uruguay en la inauguración del Mundial de 1966.

Rusia 2018 está por terminar, pero el aniversario de hoy corresponde al partido inaugural del Mundial de 1966 en Inglaterra, que comenzó mucho más tarde de lo habitual en este tipo de torneos y se extendió hasta el 30 de julio.

El fútbol inglés, cuya soberbia lo llevó a ignorar durante 20 años la Copa del Mundo, llevó por fin la competencia a su casa. El presidente de la FIFA era entonces inglés, Stanley Rous. Y todo pareció encadenado para que el trofeo quedara en Londres, con arbitrajes favorables a su equipo y perjudiciales para todos sus oponentes.

Y ese camino, que siempre pasaba por el legendario estadio de Wembley, comenzó justamente contra Uruguay, el 11 de julio de 1966.

Los celestes se habían clasificado ganando los cuatro partidos de las eliminatorias ante Perú y Venezuela dirigidos por Rafael Milans, técnico y militar de carrera. Pero para el Mundial fue designado Ondino Viera, un referente entre los entrenadores uruguayos. Luego de jugar brevemente en Peñarol y dirigir a Nacional, estuvo muchos años en Brasil, donde tuvo gran influencia en el desarrollo táctico de su fútbol.

De regreso en Uruguay, fue el primer técnico más famoso que sus futbolistas: cuando logró el tricampeonato uruguayo entre 1955 y 1957, se habló del “Nacional de Ondino” debido a su influencia sobre el equipo.

Sin embargo, también lo acompañó siempre la polémica, y la campaña en el Mundial 1966 no resultó la excepción. Su seleccionado tuvo una larga preparación, pese a lo cual probó y probó diferentes alineaciones durante una gira por Medio Oriente y Europa, hasta que para el debut contra Inglaterra se decidió por once hombres que nunca habían jugado juntos.

Sin embargo, y pese a la presión psicológica de enfrentar al anfitrión en el corazón de toda su pompa (la reina Isabel bajó a la cancha a saludar, uno por uno, a los jugadores), Uruguay escapó ileso: empató cero a cero en base a un magnífico trabajo defensivo. Todos los movimientos ingleses ya habían sido previstos por Ondino durante una charla técnica que se hizo famosa porque utilizó saleros y pimenteros para representar a los jugadores sobre una mesa de ping pong.

Los jugadores celestes esperaron en su zona y embotellaron a un equipo inglés acostumbrado a jugar a toda velocidad. Cuando los dueños de casa comenzaron a tirar centros, los zagueros Horacio Troche y Jorge Manicera despejaron casi todo. Y lo que no, quedó en las manos de Ladislao Mazurkiewicz, un coloso de 21 años.

Uruguay tuvo pocas jugadas de ataque, pero una fue de gran clase: Pedro Rocha jopeó la pelota al pequeño pero rudo defensa Nobby Stiles y cuando caía, sacó un voleo de derecha que rozó un palo de Gordon Banks.

El empate fue considerado una hazaña por la prensa uruguaya. Los diarios británicos no ocultaron su decepción. El “Daily Express” comparó la defensa celeste con “un muro de ladrillos”. El periodista de “Daily Telegraph” escribió: “Si yo tuviera que ver a Uruguay todas las semanas, seguramente me buscaría otro trabajo más interesante. Esto no significa dejar de reconocer que Uruguay adaptó la táctica correcta acusando magnífica eficiencia”.

Después, los celestes vencieron a Francia por 2 a 1, haciendo un buen partido según la prensa de la época, y empataron sin goles y con más dificultades ante México. Por los cuartos de final esperaba Alemania en Sheffield. Los alemanes ganaron 4 a 0 un partido plagado de incidencias polémicas.

El adiós al Mundial reabrió las controversias que siempre seguían a Ondino. Tras el partido desapareció de la concentración. Y no volvió al país con la delegación, sino dos días más tarde. Ofreció entonces una conferencia de prensa en la cual se declaró responsable de todo lo ocurrido en Inglaterra pero se negó a responder algunas preguntas “para no echar leña al fuego”.

Inglaterra fue campeón mundial en 1966 ganando todos sus partidos. Salvo el primero.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)