SELECCIÓN

Uruguay x 7: Una máquina celeste

La goleada de la selección uruguaya en un Mundial en México 1970 hace exactamente 48 años.

Uruguay festeja la goleada en México 1970
Uruguay festeja la goleada en México 1970

Se suele mencionar a Inglaterra como la cuna del fútbol. Pero en el caso de Uruguay, la mano que meció esa cuna fue escocesa. La influencia de jugadores y dirigentes llegados desde el norte del Reino Unido resultó muy importante en sus orígenes. Por ejemplo, John Harley, un mediocampista que aprendió el juego en los suburbios de Glasgow, trajo la novedad del “pase corto” contra el más rústico kick and rush que practicaban los ingleses.

En los albores del juego, sus selecciones solían amargarle la vida a las inglesas, hasta que el profesionalismo de los grandes clubes de Londres y Manchester comenzó a nutrirse de escoceses y llevó a que su estilo se fuera perdiendo.

Cuando Escocia tuvo que encontrarse con Uruguay en su grupo del Mundial de Suiza 1954, aquel tiempo de esplendor estaba muy lejos, en tanto los celestes eran los campeones del mundo vigentes. En la primera fecha, Uruguay había vencido a Checoslovaquia por 2 a 0 mientras Escocia perdió con Austria por 1 a 0.

El resultado final fue un espectacular 7 a 0, la segunda mayor goleada celeste en una Copa del Mundo, luego del 8-0 sobre Bolivia en 1950.

Aquella tarde en Basilea se consagró Carlos Borges, autor de tres goles. Míguez hizo dos y Abbadie otros dos. Los uruguayos se sorprendieron con el ingenuo sistema defensivo escocés. Hacían un seguimiento al hombre tan estricto, que si un uruguayo escapaba a su marcador se iba solo hacia el arco, pues ningún otro defensa abandonaba su marca para cubrirlo. Con los cracks que tenía entonces Uruguay, resultó un suicidio.

A continuación y por los cuartos de final, también los ingleses pagaron una cuenta muy alta: 4-2. Ya los uruguayos habían superado a sus maestros.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)