ASÍ LO VEO

Bien unidos por el corazón

EDWARD PIÑÓN

Edward Piñón

El corazón al mango. Cantando lo que sea con tal de unirse emocionalmente a los 23 orientales que saldrán al campo de juego para jugar por un país. Por sus padres, por sus hijos. Por sus hermanos, sus amigos.

Entrarán a la cancha con dientes apretados. Con el ceño fruncido. Concentrados en la búsqueda de lo único que para ellos es aceptable: el triunfo.

Serán una mole imbatible. Construida por ladrillos de sangre y sudor. Cada uno de ellos, en el vestuario y en el túnel mismo, antes de pisar el verde césped, clamará por un esfuerzo mayúsculo. Sus voces atronarán con firmeza, porque se dirán que no puede haber espacio para la duda, ni para el descanso. Porque sienten que todo esfuerzo será poco, comparado con lo que deben entregarle a la camiseta que más aman.

Irán preparados para todo. Para superar adversidades, para sortear obstáculos. Para trancar con la cabeza si es necesario, para correr casi hasta el desmayo si hay que ayudar para proteger el arco.

Lo mejor es que no estarán solos. Porque Diego Godín y “Josema” Giménez saltarán impulsados por los miles de uruguayos que gritarán pegados al televisor. Fernando Muslera volará de palo a palo ayudado por los cientos de miles que se levantarán desde temprano uniformados de celestes. Torreira y Nández cortarán el césped con la fuerza que le mandarán aquellos que tiraron sus ahorros o se metieron en interminables cuotas para estar en Rusia.

Suárez rematará al arco con la fuerza más indestructible, el amor de los niños que pidieron a sus padres poder ver el partido con la cara pintada.

Hoy es un día muy especial. El corazón al mango. Nos levantaremos cantando lo que sea antes de saborear el café matinal, tratando de mandar una carga extra de energía positiva. Porque si hay algo que desde hace un buen tiempo nos une, es este equipo uruguayo y nadie quiere dejar a los muchachos entregando todo sin el respaldo de su gente.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)