RUSIA 2018

Sochi: capital del verano ruso

La ciudad donde juega Uruguay fue el lugar donde Stalin descansaba.

Las mejores imágenes de Sochi, donde juega Uruguay Foto: Nicolás Pereyra
Otra imagen del Estadio Foto: Nicolás Pereyra
El Estadio de Sochi. Foto: Nicolás Pereyra
Diversión en las aguas de Sochi. Foto: Nicolás Pereyra
Sochi es famosa por sus playas. Foto: Nicolás Pereyra
Sochi recibe a los visitantes para el partido Uruguay Portugal. Foto: Nicolás Pereyra
Las playas de Sochi tentaron a varios uruguayos. Foto: Nicolás Pereyra
Sochi recibe a los visitantes en esta Copa del Mundo. Foto: Nicolás Pereyra
Sochi recibe a los visitantes en esta Copa del Mundo. Foto: Nicolás Pereyra
Las playas de Sochi tentaron a varios uruguayos. Foto: Nicolás Pereyra
Las playas de Sochi tentaron a varios uruguayos. Foto: Nicolás Pereyra
Las playas de Sochi tentaron a varios uruguayos. Foto: Nicolás Pereyra
Las playas de Sochi tentaron a varios uruguayos. Foto: Nicolás Pereyra

Sochi es el balneario de la élite rusa. Las más grandes celebridades y los políticos más poderosos veranean aquí. El mismo Vladimir Putin lo elige con frecuencia para su descanso.

Está a 1.600 kilómetros de Moscú. Ubicada entre las montañas del Cáucaso y las costas del mar Negro. Esta ciudad de 300.000 habitantes tiene en el turismo su modo de vida.

Sochi se extiende sobre la costa oriental del mar Negro por 77 kilómetros de playas con aguas cristalinas, pero sin arena, solo enormes piedras pulidas. Rodeada de sierras que hacen que las calles sean empinadas en todas las direcciones.

La ciudad está dividida en cuatro grandes distritos: Josta, Ádler, Lázarevskoye y Sochi central. Todos ellos conectados por un ágil sistema de ómnibus, modernas autopistas con grandes túneles que atraviesan las sierras, aunque en horas pico los embotellamientos son bastante comunes.

Además hay un moderno tren eléctrico que atraviesa la ciudad y termina en el parque olímpico, donde está el estadio Fisht, escenario del encuentro de esta tarde entre Uruguay y Portugal.

El turismo es el motor de la economía de esta ciudad . A diferencia del resto de la sedes que ha visitado el conjunto celeste, es común encontrarse con gente que hable inglés en forma fluida, portugués o hasta algunas pocas palabras en español.

Fueron los comunistas los que popularizaron Sochi. Iosef Stalin pasaba sus veranos en esta ciudad. El líder soviético fue quien impulsó su urbanización como balneario nacional en la década de 1920. Ordenó construir edificios y carreteras en una ciudad que no pasaba de los 10.000 habitantes. En menos de una décadas la población se multiplicó por siete.

La casa de Stalin fue reconvertida en un hotel y museo, siendo uno de los pocos lugares en Rusia donde se recuerda a quien gobernó con mano de hierro a la Unión Soviética entre 1922 y 1952.

“El costo de vida es muy alto aquí”, comentó uno de los cientos de jóvenes voluntarios que trabajan en la organización de la Copa. Y eso se nota en los precios de los restaurants, la infinidad de hoteles de lujo, o los autos de alta gama parados en cada calle. Porsche, Lexus, BMW, Mercedes; sólo hay que mencionar la marca para cruzarse con uno. Tanto por los precios como por el lujo, es como pasear por Punta del Este en enero.

A modo de ejemplo, cualquier apartamento pequeño de un dormitorio cerca de la costa no baja de los 15 millones de rublos (unos US$ 240.000). Aunque la vivienda más cara de la ciudad es la de la estrella pop Alexander Buinov, valuada en US$ 2 millones.

Los altos costos de la ciudad hace que muchos rusos prefieran veranear en la costa mediterránea de Turquía o en Abjasia, en la vecina Georgia, ubicada a solo dos horas en auto de Sochi.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)