RUSIA 2018

Los secretos de Zlatko Dalic

Lo que hay que saber del seleccionador que condujo a Croacia a la final del Mundial.

Foto: EFE
Zlatko Dalic, el entrenador croata que busca hacer historia con su país. Foto: EFE

Dicen que la fe mueve montañas y en este caso, la de Zlatko Dalic ha movido más que a un país y a un continente: al mundo entero. Nacido el 26 de octubre de 1966 en Livno, ciudad de la ex-Yugoslavia, desde muy pequeño fue inducido por sus familiares a creer en Dios y se involucró tanto que de niño fue monaguillo. “La fe antes que la pelota”, fue una frase que dejó en una entrevista. Y esta fe ha tenido mucha influencia en su carrera y en su vida.

Croacia hoy tiene nuevos héroes deportivos y son quienes integran este plantel que alcanzó la final de la Copa del Mundo por primera vez. Entre ellos está Dalic, quien tiene una historia muy particular porque su nacimiento es en lo que hoy es Bosnia-Herzegovina, es decir que no es croata sino de una de las etnias por las cuales el país se desangró en la Guerra de los Balcanes y que tanta división ha creado.

Sin embargo, Dalic es respetado por los croatas, entre otras cosas porque eligió jugar en equipos de ese país cuando finalizó la guerra. Defendió al Varteks Varazdin y al Hadjuk Split y nunca jugó por un equipo de Bosnia-Herzegovina.

Cuando le ofrecieron el cargo de seleccionador de Croacia el equipo estaba en una posición desesperada: luego del 1-1 con Finlandia en casa debía vencer a Ucrania de visitante para acceder a la repesca. Lo hizo por 2-0 y luego eliminó a Grecia por un global de 4-1. Luego de eso, contó que la fe fue la que lo hizo mantenerse en paz. “Siempre tengo un rosario en el bolsillo y rezo antes del juego. Doy gracias a Dios todos los días, porque me ha dado fuerza y fe, pero también la oportunidad de hacer algo en mi vida”.

Futbolista:

Zlatko Dalic fue un mediocampista que actuó en forma profesional entre 1983 y 2000. Defendió a cinco equipos: Hadjuk Split (en tres ocasiones), Cibalia Vinkovci, Buducnost Podgorica, Velez Mostar y Varteks Varadzin (en dos oportunidades), donde puso fin a su carrera. Nunca defendió a selección alguna.

Entrenador:

En 2005 inició su carrera como entrenador, precisamente en el club en el cual puso fin a su carrera de futbolista. Luego orientó al HNK Rijeka, al Dinamo Tirana (Albania) y al Slaven Koprivnica (Croacia). Desde allí partió a Medio Oriente, para conducir a Al-Faisaly, Al-Hilal (ambos de Arabia Saudita) y al Al-Ain, de Emiratos Árabes Unidos.

Su mejor logro:

Los éxitos demoraron en llegar para Dalic. Recién en 2014, nueve años después de iniciar su carrera como técnico, obtuvo el primer título: campeón de la liga, de una copa y de una supercopa con el Al-Ain, equipo en el que permaneció hasta 2017 y con el que llegó a la final de la Liga de Campeones de Asia en 2016. Perdió ante un equipo coreano.

Croacia:

Cuando Dalic asumió en Croacia no tenía margen de error: el equipo vencía a Ucrania de visitante o se quedaba sin Mundial. Lo hizo con un triunfo 2-0 (doblete de Andrej Kramaric), alcanzó el segundo lugar en su grupo y el repechaje ante Grecia. Venció 4-1 de local en la ida y en la vuelta igualó 0-0 para llegar hasta Rusia 2018.

Su deseo:

Dalic ha dicho más de una vez que su gran deseo es que se terminen las diferencias históricas entre croatas y bosnios. “Somos demasiado pequeños para dividirnos y pelear tanto. Es necesario trabajar en la coexistencia para ayudarse y apoyarse mutuamente”, cree. Su deseo es que los pueblos se unan como tales, mas no como nación.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)