RUSIA 2018

Sabor a final: ¿podrá Francia parar a Bélgica?

Los belgas tienen una ofensiva letal, pero los galos son campeones del mundo y eso siempre se respeta.

Fotos: AFP
Fotos: AFP

Acá hoy pudo haber estado Uruguay, pero no pudo ser. Francia, el responsable de que el camino del equipo celeste terminara en Nizhny Nóvgorod durante los cuartos de final, sí estará esta noche rusa (17.00 de Uruguay) y a su frente tendrá a Bélgica en lo que para muchos (y me incluyo) es la final anticipada de la Copa del Mundo, porque hay grandes posibilidades de que quien se imponga hoy en la semifinal sea el campeón.

Los dos tienen el potencial como para llevarse la victoria, pero con diferentes estrategias. Será la pelea entre el equilibrio francés y el poder ofensivo belga.

Francia. El seleccionado campeón del mundo en 1998, entonces con el hoy entrenador Didier Deschamps como capitán, es un equipo sólido y equilibrado. Cuenta con una zaga central (Rapahel Varane y Samuel Umtiti) de buen juego aéreo, rápida y firme en los mano a mano y dos laterales (Benjamin Pavard y Lucas Hernandez) que pasan mucho al ataque. En el medio tiene a un Ngolo Kanté sensacional en la recuperación de pelotas y a un Paul Pogba elegante y letal a la hora de trasladar y pasar el balón. Recupera a Blaise Matuidi para este partido, luego de haber estado suspendido ante Uruguay.

Y en ataque está lo mejor de Francia: tres delanteros muy técnicos y de diferentes características que le dan al técnico todas las opciones. La velocidad de Kilyam Mbappé (quien ayer no entrenó por precaución, pero que aseguran hoy estará entre los 11), la inteligencia de Olivier Giroud para explotar los espacios y la movilidad de Antoine Griezmann. Todos son letales goleadores.

La característica de Francia es entregar la iniciativa al rival y ser muy vertical. Tiene jugadores muy veloces y por eso apenas sus futbolistas se hacen del balón salen disparados hacia adelante. Uruguay anuló a Mbappé escalonando sus marcas, pero cometió dos errores derfensivos que le costaron el partido.

Bélgica. Se trata de un equipo con un poderío ofensivo envidiable. Sin embargo, no tiene tanto equilibrio como Francia, pues ha mostrado algunos problemas defensivos. Sin embargo, parece resolver todo con sus delanteros. Se aferra a que no hay mejor defensa que un buen ataque y así le ha ido muy bien, dado que ganó los cinco partidos que disputó.

Juega con línea de tres en el fondo y por ahí se explica que a veces lo tomen mal parado, sobre todo porque sus zagueros (Toby Alderweield, Vincent Kompany y Jan Vertonghen) no son muy veloces. Quizás por eso el DT confesó que quizás vuelva a la línea de cuatro. En el medio tiene un doble cinco (Marouane Fellaini y Axel Witsel) que es más ofensivo que defensivo. Y del medio hacia adelante tiene opciones de sobra: Thomas Meunier, Kevin De Bruyne, Romelu Lukaku, Eden Hazard y Nacer Chadli por nombrar a los presuntos titulares, pero en el banco están Yannick Carrasco, Dries Mertens, Adnan Januzaj, Moussa Dembele y Michy Batshuayi. Nombres que meten miedo como variantes.

Claves. La velocidad de Francia puede hacer diferencia ante una defensa belga un tanto lenta. Será clave contener el 1-2 que suelen hacer los franceses por las bandas, lo que puede mermar un poco el ambicioso plan ofensivo del técnico español Roberto Martínez, quien dirige a Bélgica.

Los hombres de Deschamps, en tanto, tendrán que tomar precauciones a la hora de mandar a sus laterales a la ofensiva, porque dejar espacios a esta selección de Bélgica puede ser un suicidio.

Hasta aquí la selección belga ha sido la más vistosa del Mundial. Lejos de ser una sorpresa, ha sido una confirmación. Francia es un campeón del mundo y eso siempre es algo que se respeta.

Thierry Henry ante un conflicto.

“Sé que va a tener el corazón dividido, porque antes que nada es francés”, dijo Hugo Lloris (capitán galo) cuando fue consultado cómo se imaginaba lo que estaría viviendo Thierry Henry. Campeón del mundo en 1998 con Francia, con Didier Deschamps como compañero y capitán de aquella selección, el exdelantero hoy estará del lado de enfrente, pues es el asistente técnico de Roberto Martínez en el banco de Bélgica.

Deschamps, por su parte, conseguirá hoy un récord en la selección francesa: alcanzará los 11 partidos mundialistas como conductor del seleccionado galo y será así el técnico que más veces dirigió en la máxima cita a su país. Ya condujo a Francia en la Copa del Mundo de Brasil 2014 hasta los cuartos de final, donde cayó 1-0 a manos de Alemania. Por lo tanto, hace cuatro años dirigió cinco partidos y en Rusia llegará hoy a seis, aunque seguro tendrá un séptimo, ya sea en la final o por el tercer puesto. Su marca es de 7 triunfos, 2 empates y 1 derrota.

LOS DATOS

Francia vs. Bélgica:

Francia: Lloris; Pavard, Umtiti, Varane, Lucas Hernández; Pogba, Kanté; Mbappé, Griezmann, Matuidi; y Giroud. DT: Didier Deschamps.

Bélgica: Courtois, Alderweireld, Kompany, Vertonghen; Carrasco, Witsel, Fellaini, De Bruyne, Chadli; Hazard y Romelu Lukaku. DT: Roberto Martínez.

Árbitros: Andrés Cunha (URU); Nicolás Tarán y Mauricio Espinosa (URU)

Televisa: 4, 10, 12, cables y Directv.

Hora: 15.00

Estadio: San Petersburgo

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)