RUSIA 2018

Una ráfaga francesa

La selección de Deschamps tiene un equipo completo y parejo en todas las líneas, con jugadores capaces de desnivelar en cualquier momento

Francia. Foto: AFP.
Francia tiene en Kylian Mbappé a una de sus grandes figuras: frente a Argentina en octavos de final desniveló en velocidad para ser letal. Foto: AFP.

El que vio el partido entre Argentina y Francia por los octavos de final observó que por muchos pasajes del encuentro ambas selecciones parecían jugar a distintas velocidades. Por un lado los europeos jugaron con la quinta marcha puesta, mientras que los argentinos estaban con el freno de mano. Y no hay que mirar todo el juego para darse cuenta de ese aspecto. El mejor ejemplo está en el minuto 12, cuando Mbappé se fue en carrera al ataque, se sacó de encima a tres jugadores rivales (llegó a 37 k/h) y Marcos Rojo lo bajó dentro del área. Antoine Griezmann lo aprovechó y marcó el primer gol del partido, su segundo en el Mundial.

Merecidamente, por lo expuesto en cancha ayer, Francia avanzó a los cuartos de final y ahora se medirá contra Uruguay en Nizhni Nóvgorod el viernes a la hora 11.00.

¿Con qué Francia se va a encontrar la Celeste? En primer orden hay que decir que es un equipo completo en todas sus líneas. Tiene una mixtura interesante entre jugadores referentes, de experiencia, y futbolistas jóvenes, a los que el entrenador Didier Deschamps -seleccionador de los galos desde el 2012- le ha dado cabida paulatinamente.

El capitán es Hugo Lloris, el arquero del Tottenham inglés, de 31 años y 1.88 metros. Es de los mejores guardametas que tiene la Copa del Mundo junto a Fernando Muslera, Guillermo Ochoa, Ruí Patricio y Alisson Becker. Sobrio, seguro en el juego aéreo y muy inteligente a la hora de jugar.

En la línea de fondo, por los laterales, juegan Benjamín Pavard (Stuttgart de Alemania) -el del tremendo golazo ayer para el 2-2 parcial contra los albicelestes- y Lucas Hernández, jugador del Atlético Madrid. Si bien son de los menos conocidos del plantel, son de los más jóvenes (ambos tienen 22 años) y son jugadores a los que le gusta ir al ataque.

Raphael Varane, por derecha, y Samuel Umtiti, por izquierda, conforman la zaga. El jugador del Real Madrid es fuerte y con altura (1.91 metros), mientras que el del Barcelona, compañero de Luis Suárez, no es tan seguro, aunque ayer jugó un buen encuentro contra Argentina.

En la mitad de la cancha Deschamps no contará con Blaise Matuidi (Juventus), el muy buen volante que ayer jugó como mediapunta por izquierda en un 4-2-3-1. Es que recibió su segunda amarilla en el Mundial y está suspendido, más allá de que la Federación de Francia piensa realizar un reclamo ante la FIFA para quitarle esa amonestación atribuyendo que fue injustamente mostrada.

Hay grandes probabilidades que en su lugar contra Uruguay ingrese Corentin Tolisso, el mismo que lo sustituyó ayer, quien juega en el Bayern Munich, tiene 23 años y mide 1.81 metros. Thomas Lemar (del Mónaco, ahora adquirido por Atlético Madrid) o hasta Dembelé (Barcelona) podrían ser otras opciones para el entrenador.

Pogba y N’ Golo Kanté conforman un doble cinco de mucha marca y buena pierna y se complementan muy bien, hasta en la altura: 1.91 contra 1.68 del futbolista del Chelsea.

Mbappé, de 19 años, está siendo la gran estrella francesa en el Mundial. Tiene una rapidez y una potencia física envidiable. El conocido Griezmann y Giroud (Chelsea) completan la oncena de un equipo muy interesante.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)