SELECCIÓN

La pelota quieta es la recompensa

Uruguay volvió a ganar en el Mundial de Rusia y la gran mayoría de los goles del equipo del maestro Tabárez llegaron de pelota quieta, el arma celeste en este torneo.

Luis Suárez en su partido 100 con la Selección. Foto: Nicolás Pereyra
Luis Suárez en el partido que Uruguay le ganó a Arabia Saudita. Foto: Nicolás Pereyra.

Uruguay tiene una receta en Rusia 2018: la pelota quieta. El equipo del maestro Tabárez lleva anotados cinco goles en esta Copa del Mundo y la gran mayoría han sido de pelota quieta.

En el debut celeste ante Egipto, José María Giménez anotó a los 89’ de cabeza luego de un tiro libre que ejecutó Carlos Sánchez desde la derecha del ataque uruguayo y con ese tanto la Celeste comenzó con una victoria el Grupo “A”.

La segunda presentación del equipo del maestro, Luis Suárez tuvo su debut en las redes de Rusia y a los 23’ marcó el 1-0 tras un córner que ejecutó Carlos Sánchez desde la izquierda.

Este lunes en Samara y ante el anfitrión, el seleccionado uruguayo goleó 3-0 a Rusia en la última fecha del Grupo "A" y los tantos celestes llegaron todos desde jugadas de balón parado.

El primer gol lo hizo Suárez de tiro libre, el segundo, de Denis Cheryshev en contra, llegó tras un remate de Diego Laxalt a la salida de un córner, mientras que el tercero, convertido por Edinson Cavani, también fue tras un rebote en una pelota que llegó desde un tiro de esquina. 

La pelota quieta se transformó en el arma letal de Uruguay en esta primera fase del Mundial y el equipo del maestro la utilizó muy bien. Ojalá siga dando rédito en lo que resta de Rusia 2018.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)