RUSIA 2018

Pekerman tiene solo una duda para el debut colombiano

El martes, Colombia enfrenta a Japón por la primera fecha del Grupo H, que comparte también con Polonia y Senegal. El técnico argentino del combinado cafetero tiene las opciones de Abel Aguilar y Wilmar Barrios para el centro del campo.

Wilmar Barrios y James Rodríguez en el entrenamiento de la selección de Colombia. Foto: AFP
Wilmar Barrios y James Rodríguez en el entrenamiento de la selección de Colombia. Foto: AFP

Abel Aguilar y Wilmar Barrios llegaron juntos a la sala de prensa en Kazán. Unidos pero conscientes de que protagonizan una competencia intensa por un lugar entre los once titulares de la Selección Colombia para el debut contra Japón.

¿Qué tienen uno y otro para ganar el duelo? Ni motivación, ni ganas, ni compromiso ni talento hacen la diferencia, pues fue eso, entre otras cosas, lo que los puso en la lista de 23 que trabajan por estos días en la concentración nacional.

Tampoco hay razones médicas: “Una vez uno empieza a trabajar sin dolor lo hace con precaución, pero no he tenido ningún inconveniente, vengo trabajando con normalidad y la intensidad que se requieren para la preparación de estos juegos”, afirma Aguilar.

“La verdad es que hoy me integré al grupo nuevamente, hice trabajo normal con todo el grupo, el día de ayer (jueves) tuve un poco de fatiga y no pude entrenar por precaución, hice trabajo en el gimnasio pero es normal que eso pase eso cuando se hace un entrenamiento de alta intensidad”, explicó a su turno Barrios.

De nuevo, en tablas. Y hay que ir a los detalles para encontrar alguna diferencia.

Abel Aguilar y Wilmar Barrios en la conferencia de prensa de Colombia. Foto: AFP
Abel Aguilar y Wilmar Barrios en la conferencia de prensa de Colombia. Foto: AFP

Uno es la temporada de cada cual, un poco para entender si la continuidad tiene peso a la hora de las decisiones. Con 14 partidos, 1 gol, 1 amarilla y 2 rojas con Deportivo Cali en este 2018, Aguilar quiere competir. Sabe que no ha tenido una temporada brillante, que ha sufrido lesiones y que con inexplicables salidas para un veterano como él, ha dejado a su equipo con 10.

Pero tampoco Barrios tiene mucho para presumir: jugó 11 partidos, no marcó goles, vio 3 amarillas y ninguna roja como Boca Juniors, club que lo tiene entre sus indispensables.

Habría que valorar entonces las virtudes que los tienen en los planes de Pékerman. Para Aguilar, la experiencia, el pase, el juego aéreo y el don de mando y de motivación que ofrece en un torneo de máxima exigencia como el Mundial, bien pueden hacer la diferencia.

Para Barrios, la pelea pasa por la capacidad para asociarse, la valentía, la velocidad que le falta a Abel para copar espacios frente a los rapidísimos japoneses. En contra, llegar entre algodones a esta cita. “Tuve una lesión hace más de mes y medio –reconoció-, por ahí tuve dificultades cuando venía regresando, gracias a Dios y a medida de cómo va pasando el tiempo, me siento de la mejor manera, hoy me siento en perfectas condiciones y ya estoy con la mente puesta en lo que será el partido contra Japón y lo importante es que cada uno de nosotros llegue en perfectas condiciones”, anuncia, llamando a la calma.

Y Aguilar, más experimentado, explica: “Debemos tener la iniciativa, esta selección se ha caracterizado por eso, que busca ser protagonistas del juego porque tenemos jugadores para hacerlo, sin embargo, la solidez defensiva es muy importante en este tipo de torneos”.

Alcanza aún para el análisis del rival: “Nuestros rivales van a tratar de neutralizar a nuestros mejores jugadores, nosotros tenemos que apoyarlos, que se sientan arropados e determinadas situaciones, así que nuestro trabajo en la mitad es vital para brindar el equilibrio al equipo”.

Así está el pulso. Si la decisión se tomara hoy, las cartas están sobre la mesa: ¿la juventud, agilidad y precisión de Barrios o la experiencia, la fortaleza mental y el pase de Aguilar? El debut mundialista no admite errores.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)