RUSIA 2018

Paul Pogba era figura desde chico

Guillermo De Amores y el triste recuerdo de un jugador “que ya demostraba ser un crack”.

Foto: AFP
Foto: AFP

Los caminos de Paul Pogba y la selección uruguaya se cruzaron hace casi cinco años, el 13 de julio de 2013 para ser precisos, cuando el talentoso volante se enfrentó a los celestes en la final del Mundial Sub 20 de Turquía en 2013.

El resultado no fue el mejor para los uruguayos, ya que Francia se terminó quedando con la victoria mediante la definición desde el punto de penal y por ende con el trofeo, pero varios de esos jugadores hoy en día son importantes figuras en sus cuadros y otros tantos incluso forman parte de los planteles de Uruguay y Francia que chocarán el próximo viernes.

De todas maneras, uno de ellos tenía un “algo” especial que lo diferenciaba del resto y ese era Paul Pogba, y quien debió sufrirlo es quien hoy lo recuerda como un jugador “que ya demostraba ser un crack”, ese que lo tuvo que enfrentar y no pudo impedir que el volante le anote en la tanda de penales: Guillermo de Amores.

El actual arquero del Fluminense tiene un recuerdo agridulce de aquella Copa del Mundo, ya que se hizo un gran torneo, llegando hasta la final, pero se perdió la misma.

“Recuerdo que fue un partido cerrado como toda final. Muy táctico, sobre todo de nuestro lado porque habíamos planeado un juego bastante defensivo”, manifestó De Amores y agregó: “Tratamos de asegurar el cero y buscar conseguir las chances que las tuvimos pero no pudimos concretarlas”.

Rival. “Esa selección de Francia tenía un gran potencial. Varios de ellos están jugando en un gran nivel y físicamente eran muy potentes, fuertes y grandes. Recuerdo que había una importante diferencia de altura e hicimos mucho hincapié en eso”, manifestó el exarquero de Liverpool.

Cracks. Pero en particular había un jugador que ya estaba bastante despegado de los demás. Ese partido no pudo anotar en los 120’ de juego, pero sí lo hizo en la definición por penales. Recién había llegado a la Juventus tras hacer las inferiores en Manchester United. Paul Pogba ya imponía presencia. “A esa edad ya demostraba su clase e hizo un gran Mundial. Terminó ganando el Balón de Oro”, afirmó De Amores. “Obvio que ganar el título lo ayudó más para su proyección, pero físicamente era impresionante y tenía una zancada bestial. Es muy técnico para la altura que tiene y además hacía bien en llevar la cinta de capitán porque era un líder adentro de la cancha, ya se veía que iba a ser un gran jugador”.

Está claro que los años en las grandes ligas de Europa le aportaron mucho al nacido en Lagny-sur-Marne y para el arquero esa es su principal diferencia de hoy, con aquel chico que fue campeón: “Viene haciendo grandes torneos y se está destacando. Lo veo mucho más maduro y eso le permite entender mejor el juego y manejar mejor distintas situaciones. No cabe duda que es un jugador con gran clase y calidad”.

Pero Pogba no es el único de esa selección francesa que podría enfrentar a Uruguay el próximo viernes. El arquero Alphonse Areola, el zaguero Samuel Umtiti y el volante Florian Thauvin, también dijeron presente en ese plantel, aunque el jugador del Barcelona se perdió la final por una expulsión en la semifinal ante Ghana.

Precisamente el defensa es, junto a Pogba, uno de los dos que es titular en esta selección de Deschamps, mientras que el arquero y el volante han ocupado un lugar en el banco.

“Areola es un gran arquero y ya a esa edad se veía que tenía mucho futuro y lo demuestra hoy en día en el PSG (donde alterna con Trapp), si no está jugando es porque adelante tiene a Lloris, uno de los mejores arqueros del mundo. Ya se veía una madurez en él y demostró estar preparado para jugar en un equipo de elite y estar en un Mundial”, dijo.

Sobre Thauvin sentenció: “Era un gran jugador y se destacaba por su velocidad. Ese partido le pusimos una marca especial y lo controlamos bastante, pero es un jugador que le puede dar mucho a Francia”.

De todas maneras, De Amores le tiene mucha fe a Uruguay para el cruce de los cuartos de final y recalcó: “Con los jugadores que tenemos para hacer transiciones rápidas y con las fieras que hay arriba podemos marcar la diferencia. Venimos haciendo las cosas bien, así que la veo bien para el partido del viernes”.

SU PREMIO

De Amores se quedó con el Guante de Oro.

Pese a que Alphonse Areola se coronó campeón, Guillermo de Amores se quedó con el Guante de Oro. El arquero, que en ese momento estaba en Liverpool, tuvo una gran actuación y le convirtieron solamente tres goles en los siete partidos que disputó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)