Mundial 2018

"Palito" tiene un solo candidato en Rusia

Álvaro Pereira está de pretemporada con Cerro Porteño en Minga Guazú, pero eso no le impide estar siempre pendiente de la Celeste y advierte: "sería un error plantear un partido pensando sólo en Cristiano"

palito celeste
Álvaro Pereira celebra uno de sus goles con la selección. Foto. archivo El País. 

"Uruguay es mi único candidato para ganar el Mundial. ¡Ojalá que salga campeón, sería algo hermoso, divino! No tiene nada que envidiarle a nadie. Tiene su propio estilo y no tiene por qué andar buscando identidades. Es mi único candidato, los demás, que se arreglen, que se maten entre ellos”, dijo Álvaro “Palito” Pereira, desde Minga Guazú, unos 5 kilómetros antes de la entrada a Ciudad del Este, donde Cerro Porteño está haciendo la pretemporada.

Allí, los 26 futbolistas del “Ciclón” trabajan en doble y triple horario preparándose para la competencia interna y la Copa Libertadores, pero “Palito” no se queja, todo lo contrario. Es la pretemporada que más disfruta después de haber estado más de un año lejos de las canchas, tras dos graves lesiones y otras tantas intervenciones. “Por suerte he vuelto a estar a la orden, entrenando con normalidad y sin molestias. Sólo tengo que conseguir ritmo futbolístico, y la semana que viene ya empezamos con los amistosos”, explicó quien tuvo que dejar atrás los lógicos miedos.

“Fui descartando los temores y ganando en confianza. Muchas veces hay que sobreponerse, todos los días me levantaba para hacer fisioterapia, entrenar, buscar estar mejor físicamente y con más resistencia. Son etapas y procesos que hay que ir quemando. Por suerte, ya quedó en el pasado y sin dejarme secuelas”.

Justamente, de no ser por esa larga inactividad, quizás el volante podría haber estado en Rusia. Pero “Palito” no se detiene a pensar en eso, está feliz con que la selección haya pasado como primera del grupo y sin goles en contra. “Son cosas que hay que aceptar y no quedarse con eso. Lo cierto es que mi primera lesión fue en marzo del 2017 y estuve un año sin competencia. Es dar mucha ventaja. Igual no se si estaría en Rusia. Se dio así y lo acepté. No me detengo a pensar que hubiera pasado si tal o cual cosa, la realidad fue esta”.

Miró todos los partidos a pesar de estar en plena pretemporada. “Cambiaba el horario de la práctica igual”, dijo bromeando. “Pude ver los partidos, los disfruté y también sufrí, como siempre. Contento porque se siguen batiendo récords. Y, por como les está yendo, porque tengo todos los amigos ahí y quiero lo mejor para la selección y para mi país. Diego Godín, ‘Josema’, el ‘Cebolla’, Muslera, soy amigo de toda esa camada con la que compartimos estos años. Siempre está ese feeling de familia que generó esta selección y está bueno. Y, por suerte, se vio reflejado en los resultados”, afirmó.

“La selección ha ido de menos a más y ahora tiene el choque clave del sábado”, agregó quien jugó en el Porto de Portugal tres temporadas, club con el que ganó nueve títulos, incluso la Europa League en 2011. En esos tiempos se enfrentó a varios de los futbolistas que hoy integran la selección lusa.

“Hay varios que conozco, Moutinho, Bruno Alves, el arquero suplente Beto. Son jugadores a los que me he enfrentado mucho tiempo y sé que tienen una calidad bárbara, son buenos técnicamente. Sería un error plantear un partido pensando sólo en Cristiano, creo que hay que intentar cortar lo colectivo. No darles espacios. Y ser decisivos en los duelos individuales, tanto en pelota parada como en alguna jugada puntual. Es un partido en el que el que cometa menos errores se va a llevar el pasaje”, analizó “Palito”.

En estos partidos se vio a Nández y a Torreira marcando con la cabeza, una escuela que bien pudo haber instaurado “Palito”. “Es nuestra identidad. La del jugador uruguayo, que de repente no puede dominar el partido en posesión de pelota, pero la agresividad y el compromiso con la marca está. Esa rebeldía que saca el uruguayo muchas veces se ve cuando los partidos son parejos y se termina consiguiendo el resultado”, dijo.

VARIANTES. “A lo mejor ahora, por las características de los jugadores que hay en la mitad de la cancha, se pensaba que Uruguay iba a dominar también en la posesión de la pelota, o que se iba a intentar al menos. Pero, a veces, los partidos nos quedan más cómodos esperando un poco, saliendo de contragolpe o definiendo con una pelota parada. Es nuestra identidad. Obvio, que después si el partido va cambiando, sobre todo si abrís el marcador, como sucedió con Rusia, entonces se generan más espacios. Pero todos los partidos son una historia totalmente diferente”.

A los 32 años, y habiendo sido campeón en Rumania, en Portugal varias veces y también en Paraguay con su actual equipo, el volante no puede quejarse de su carrera. “Es lindo cuando uno se acostumbra a ganar. Y pienso seguir así. De acá hasta que cierre mi carrera espero ganar algunos títulos más. Lo que sucede es que cuando tenés lesiones como las que tuve y estás mucho tiempo afuera, el desafío es recuperar el año que perdiste, el año que estuviste en reposo. Soy muy autocrítico y me pongo la vara alta. Espero volver de la mejor manera y estoy trabajando para eso en la pretemporada. Para estar a la altura de las circunstancias”, afirmó quien tiene contrato hasta diciembre en Cerro Porteño y no descarta regresar a Uruguay donde solo jugó en Miramar Misiones al inicio de su carrera.

“No descarto nada, con la dinámica que hay hoy en el fútbol. Tampoco me niego a nada, ni diría que no jugaría en alguno de los dos grandes o en otro equipo por respeto, uno nunca sabe. Me gustaría vestir alguna camiseta en Uruguay, donde a uno lo hagan sentir importante”, finalizó.

en familia

Decisiones que se toman de a cuatro

Lleva ya dos años en Paraguay y está totalmente adaptado. “Acá en un día tenés las cuatro estaciones, pero estoy acostumbrado. La familia también está contenta y asentada. La pasamos bien, vivimos bien acá”, contó el feliz papá de Mateo, de diez años y de Lucio que está a punto de cumplir siete. “Están en primaria y tienen sus amiguitos. Y manejan la tecnología de taquito. Han tenido una infancia de gitanos, pobrecitos, pero a la hora de tomar decisiones siempre las hemos tomado en conjunto y afortunadamente nos ha salido bien. Hemos tomado buenas decisiones”, añadió

palito ciclon
"Palito", totalmente recuperado,  hace la pretemporada con Cerro Porteño. Foto: prensa Cerro Porteño. 
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º