ENTREVISTA

“Nuestro deber es escuchar a la gente, que es la dueña del fútbol”

En Niznhy el presidente de la AUF, Wilmar Valdez, conversó largo y tendido con Ovación. No eludió ningún tema e hizo hincapié en la necesidad de dejar de comparar la selección con el fútbol interno.

Foto: Nicolás Pereyra

-¿Le sorprendió la organización de este Mundial?

-Sí, porque se nota permanentemente en cada acción. La organización ha previsto una cantidad importante de voluntarios que, a pesar de la barrera del idioma, la sortean con buena voluntad y con una logística y posibilidades que por ahí en otros países no se logra. Acá las cosas funcionan de determinada manera y a pesar que en algunos aspectos pueda aparecer como rígido, al final te hacen ver que esa rigidez es para tu comodidad. Por eso creo que todos estamos disfrutando del Mundial. Al final la seguridad es porque te están cuidando. Por eso esta Copa es fantástica.

-Que Uruguay esté entre los ocho mejores es parte de un proceso que me imagino influye para presentarse a la reelección.

- Por supuesto que es parte de ello. Creo que estar disfrutando de esto hoy es producto de haberle dado una estabilidad al proyecto de selecciones por parte de la AUF, también con líneas claras de apoyo a este modelo de conducción, que hoy nos permite estar jugando cosas importantes en el Mundial y con la esperanza de poder seguir avanzando. Uno quiere no solo mantener esta estructura, sino fortalecerla y potenciarla aún más desde las divisiones juveniles, porque entendemos que es un ejemplo dentro de nuestro propio fútbol y de nuestro propio país. Entonces, entendemos que si podemos hacer esto con nuestra selección nacional, ¿por qué no lo podemos hacer con el resto del fútbol, como los clubes y otras áreas del fútbol uruguayo? Eso es lo que nos alimenta a seguir.

-Usted hablaba en su carta de abrazar el futuro para no retroceder. ¿A qué se refería?

-Mirá, el otro día me llamó un medio argentino para hacerme una nota y un poco se comparaba con nosotros, obviamente porque nos tienen al lado. Las realidades de lo que vive su selección y la nuestra son muy distintas, pero yo les decía que esto es ahora, porque si vamos 15, 20 o 30 años atrás, nosotros vivíamos la misma situación que hoy Argentina. Entonces esto tiene que ver con un trabajo, con una línea de pensamiento, una línea de conducción, con el apoyo que hay que darle a procesos estables. Y ese es el camino que hay que recorrer para mejorar y transformar otras cosas.

Sochi recibe a los visitantes para el partido Uruguay Portugal. Foto: Nicolás Pereyra
Wilmar Valdez opinó sobre la organización que encontró en la Copa del Mundo.

-Sus compañeros del Ejecutivo hablan de lo importante de estar a su lado en el futuro por la importancia que van a tener estos cuatro años. ¿Qué va a pasar en ese tiempo?

- Un poco lo que decía esa carta que escribí: profundizar la profesionalización, la modernización, la transparencia, la independencia y crear lazos y puentes que nos permitan, en lo local, ponernos de acuerdo en los temas que son trascendentes para mejorar. Debemos dejar de comparar que tenemos una selección rica y un fútbol interno pobre. No es la lectura que hay que darle al asunto, sino pensar que si se pudo organizar desde la AUF un proceso de selecciones de esta naturaleza, también podemos entre todos lograr un crecimiento de nuestra liga local, para que nuestros clubes se fortalezcan y puedan volver a ser competitivos a nivel internacional. Eso no se logra solo con la idea de un presidente, o de un Ejecutivo, sino que precisamos de todos. No solamente vamos a tener que zurcir, sino buscar los caminos para convencer a los clubes de que eso se puede hacer.

-Para lograr esa independencia, ¿la base es un mejor acuerdo con la televisión para tratar de alcanzar esos 55 millones de dólares que según un estudio presentado por ustedes vale el fútbol uruguayo?

- No voy a entrar en detalles ahora sobre eso, pero sí digo que en ese camino que proponemos para profundizar la profesionalización y la independencia está implícito el camino que ya hemos recorrido hasta el momento. Cuando tuvimos que salir a vender los productos de la selección nos aggiornamos, llamamos a gente profesional que nos asesorara sobre lo que significaba la imagen, el merchandising y cómo explotar todos esos derechos para sacarle un mayor rédito. Lo mismo hicimos con el fútbol local, pero todavía no hemos comenzado (y ese es el principal desafío) a estudiar en profundidad ese tema y ver cómo podemos alcanzar las metas logradas con la selección. Sí tenemos una base de valor, pero sobre todo de cómo se puede hacer y por qué. También tenemos otros estudios realizados sobre qué es lo que quiere la gente, con qué está disconforme. Por eso nuestro gran deber es escuchar, no encerrarnos, sino atender lo que la gente quiere, porque es la dueña del producto fútbol ya que paga el cable para ver los partidos o compra la entrada para ver a Uruguay o a su club. Porque es la gente la que sale a la calle a festejar por su equipo o su selección. Entonces, es un producto que va mucho más allá de quién lo administra o quién lo organiza, porque es de todos. Y en eso debemos saber leer cuáles son las acciones que hay que llevar a cabo en el futuro para lograr un mejor fútbol.

Foto: Nicolás Pereyra
Wilmar Valdez elogió el momento que está atravesando la selección

-De acuerdo a sus palabras, ¿estos cuatro años fueron de diagnóstico y los próximos serán de gestión?

- Puede ser, aunque no solo se diagnosticó, sino que ya se comenzaron a realizar acciones concretas que nos permiten un mejoramiento, pero queda muchísimo por hacer. Lo que sí es claro que todo va de la mano de lo profesional. En el mundo ya no se puede improvisar, porque te puede salir bien una vez, quizás dos, pero tres seguro no. El camino es encarar los temas con seriedad y profesionalidad para no ir al fracaso.

-¿Qué le dijo Gianni Infantino, con quien tiene una amistad particular, sobre la actuación de Uruguay en Rusia?

- Que se alegraba mucho, porque tiene un cariño muy especial por Uruguay, al punto que nos acompañó en dos partidos: ante Egipto y con Rusia. Está pendiente de lo que pasa con la selección y va más allá de la relación personal que tenemos.

-¿Y cuando le comentó que iba a buscar la reelección?

- ¡Jaja! También, que se alegraba y apoyaba mi decisión porque entiende que es muy importante la estabilidad en las federaciones. Si bien es un elemento que en la política interna no pesa, desde el punto de vista personal para mí es importante.

Presidentes. Gianni Infantino, Alejandro Domínguez y Wilmar Valdez. Foto: Reuters
Valdez también habló sobre sus planes si es reelecto a presidente de la AUF

Se emociona con Cielo de un Solo Color y cómo repercute.

El presidente de la AUF reconoció que se emociona cuando los uruguayos cantan de la forma en que lo hacen en cada estadio la canción Cielo de un Solo Color de NTVG.

“Es increíble y me genera una enorme emoción. El primer día que la colocaron y ver la cantidad de uruguayos que la cantaron, y en los sucesivos partidos también, uno no deja de admirarse y emocionarse. Y además tuvo una repercusión internacional brutal, porque no es solo en Rusia, sino en todo el mundo, lo que también hace que sea motivo de orgullo para un país tan pequeño. Lo mismo el hecho de que hayan venido tantos uruguayos y que todos, en otra cosa muy importante, lo hayan hecho con la camiseta celeste. Volviendo a la canción, es además estremecedor el momento en que la hacen sonar, porque es cuando los jugadores entran a la cancha para el calentamiento, lo que le provoca felicidad y emoción a los propios futbolistas. Es cierto que también la ponen cuando Uruguay hace un gol y también al final si ganás el partido. Pero creo que el momento mágico es el primero, cuando los jugadores entran a la cancha por primera vez, porque ahí como que se da una comunión entre plantel e hinchas”, afirmó Valdez, quien admitió también el gran orgullo y la enorme felicidad que siente porque la selección se encuentra en Rusia entre las ocho mejores del mundo. Y destacó a su vez, la admiración que Uruguay ha generado.

Hinchas hacen el aguante en el Estadio Olímpico de Fisht. Foto: N. Pereyra
Valdez contó la emoción que genera escuchar el Cielo de un Solo Color de NTVG.

“Lo que sentimos es una gran felicidad por poder vivir este momento. Y por supuesto que también orgullo, pero no solo por el resultado deportivo, sino por la admiración que ha generado Uruguay en el mundo entero. No dejo de sorprenderme con los artículos que salen en los medios internacionales: diarios ingleses, The Wall Street Journal, Marca, los hermanos argentinos. Todas notas y análisis periodísticos que no están contaminadas por la euforia y el sentimiento nuestro, sino que cuentan cómo te ven. Y sin dudas que escuchar y leer ese tipo de comentarios nos hincha el pecho y nos llena de orgullo”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)