RUSIA 2018

Los millones que ya van a venir

El buen trabajo de Uruguay repercutirá en el valor de los futbolistas

Lucas Torreira y Diego Laxalt en el entrenamiento de Uruguay en Rusia 2018. Foto: Nicolás Pereyra
 Torreira y Laxalt potenciaron su valor con buenas actuaciones. Foto: Nicolás Pereyra

Hay un premio, después de haber realizado un gran Mundial, que siempre mete mucho ruido. Es ese que llega con el mercado de pases, cuando los jugadores cruzan el puente de una liga a la otra para mejorar sus ingresos y sus expectativas de seguir cosechando éxitos deportivos.

Los futbolistas uruguayos no escapan a ese mundo de atención superlativa a las negociaciones y transferencias, mucho menos cuando hubo figuras que se destacaron en la gran cita de Rusia 2018.

La más fácil llegó por el lado del jugador del que ya se hablaba de lo lindo en Europa: Lucas Torreira. No se necesitaba ser demasiado astuto para comprobar que el interés del Arsenal por el mediocampista de la Sampdoria era real, porque nadie revela que está dispuesto a pagar 30 millones de euros por un jugador que no quiere.

Torreira, además, le demostró a Unai Emery, el actual técnico de los “Gunners” que no le queda grande ningún desafío, porque no es poca cosa debutar en un Mundial y convertirte en figura importante de tu selección.

Lo mejor de todo es que no es el único que está robándose titulares en los medios europeos.

La prensa italiana y portuguesa refleja que hay interés del Benfica en Diego Laxalt, jugador que estuvo bastante cerca de convertirse en hombre de la Roma en el último movimiento europeo.

O sea, los buenos desempeños de Laxalt con la Celeste lo único que hicieron fue confirmar los antecedentes que fue construyendo con sus trabajos en el Genoa de la Serie A.

Lo de Laxalt parece tener mucho más fuerza que los rumores de los ingleses sobre un nuevo interés del Manchester United en el zaguero uruguayo José María Giménez.

Para empezar, “Josema” integra una nómina de seis candidatos y, además, recientemente amplió su contrato con el Atlético de Madrid hasta el año 2023 y con una cláusula de rescisión de 120 millones de euros. Este número casi duplicó la anterior.

Se haga o no, lo bueno es que los uruguayos siguen en el tapete.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)