RUSIA 2018

Lucas Hernández, el francés casi español que podría haberse perdido el Mundial

El lateral izquierdo de Francia, de posición natural de zaguero pero acostumbrado el lateral en el Atlético Madrid, estuvo a punto de perderse la Copa del Mundo por ser nacionalizado por España pero Fernando Hierro lo evitó.

Lucas Hernández consolando a su compañero en el Atlético de Madrid, José María Giménez. Foto: AFP
Lucas Hernández consolando a su compañero en el Atlético de Madrid, José María Giménez. Foto: AFP

Lucas Hernández es el actual lateral izquierdo de la selección francesa que disputará este domingo la final del mundo contra Croacia, pero el jugador del Atlético de Madrid tiene una corta trayectoria con la selección 'gala' con la cual apenas debutó el pasado 23 de marzo en un amistoso de preparación de los de Didier Deschamps contra Colombia.

Pero Hernández, hermano del también futbolista de Theo Hernández (Real Madrid), estuvo a punto de nacionalizarse por España, lo que le habría impedido jugar por Francia en Rusia 2018 por renunciar a la nacionalidad de "Les Bleus".

El futbolista del Atlético de Madrid, que prefiere jugar como zaguero en vez de como lateral pero en su club ha disputado varios y difíciles partidos de marcador de punta (contra el Barcelona y el Bayern por la Champions League, por ejemplo), vive desde los seis años en España y desde los once que juega para el equipo "colchonero".

Pero Lucas Hernández nació en Francia, concretamente en Marsella cuando su padre, Jean-François Hernández, militaba en el Olympique. Sí, su padre también era jugador de fútbol con una trayectoria por Toulouse, Sochaux, Compostela, Rayo Vallecano y el mismo Atlético de Madrid. Y el actual jugador del 'Atleti', de 22 años (14 de febrero de 1996), participó con Francia en varias selecciones juveniles: sub 16, 18, 19, 20 y 21.

Julen Lopetegui, entrenador de la selección española desde el 21 de julio de 2016 hasta su despido antes del Mundial 2018, quiso convocarlo en varias oportunidades pero su nacionalidad francesa era un impedimento, por lo tanto debía conseguir la nacionalidad española y renunciar a su francesa para poder ser convocado.

Incluso el propio jugador llegó a decir: "España me lo ha dado todo y si mi nacionalidad está cerca de hacerse, estaría encantado. Me considero un español más. Claro, qué te voy a decir, hablo mejor español que francés. Entonces con eso te lo digo todo".

Sin embargo, Fernando Hierro, en ese momento (marzo de 2018) director deportivo de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) movió sus contactos en FIFA para verificar si esto era posible, según cuenta El País de Madrid en una nota de este viernes. La respuesta desde el organismo internacional fue negativa para una posible citación de Hernández, algo que los directivos de la RFEF y el mismo representante del jugador no estaban enterados ni podían creer.

De ser nacionalizado español, no podría haber disputado el Mundial 2018; no estaría a 90 minutos de ser campeón del mundo. Lucas Hernández le debe, por así decirlo, su presencia en la final a quien dirigió como director técnico a España en Rusia.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º