Romelu Lukaku

La historia de superación de la estrella de Bélgica: de la ruina a la elite mundial

El delantero de la selección europea reveló algunos detalles de su terrible infancia

Romelu Lukaku
Romelu Lukaku jugando por Bélgica. Foto: EFE

Desde antes de que la selección de Bélgica hiciera su debut oficial en el Mundial de Rusia, el nombre de Romelu Lukaku ya era tendencia global en Twitter. No es que fuera una sorpresa su titularidad, ni que hubiera una lesión de último momento, sino que había trascendido una entrevista reciente en la que el atacante contaba su dura infancia.

En una nota publicada por The Player's Tribune, el jugador de 25 años decidió contar en primera persona lo duro de sus primeros años.

"Volví a la cocina y vi a mi madre frente a la nevera con el cartón de leche. Como siempre, el menú solía ser pan con leche. Pero esta vez estaba mezclándola con algo. Estaba agitando. No sabía lo que pasaba", contó el futbolista de Manchester United, sobre una historia que ocurrió cuando él tenía unos seis años. "Después me la dio con una sonrisa, como si todo fuera genial. Pero me di cuenta en seguida de lo que estaba pasando. Estaba mezclando la leche con agua. No teníamos suficiente dinero para que nos alcanzara toda la semana. Estábamos en la ruina. No sólo pobres, sino en la ruina", enfatizó quien hoy es un jugador de la elite mundial.

Lukaku contó que su padre fue futbolista profesional, pero que el dinero se acabó cuando él era un niño, entonces todo fue cuesta abajo. "Lo primero que perdimos fue la televisión por cable. Se acabó el fútbol. No había señal", comentó y agregó que su madre pedía prestado o fiado pan a los panaderos del lugar, para pagarlo cuando podía.

"Sabía que estábamos luchando, pero cuando la vi mezclar la leche con agua me di cuenta de que aquello había terminado. Esa era nuestra vida. Lo juro por Dios, me hice una promesa. Fue como si alguien me hubiera despertado. Supe exactamente qué hacer. No podía ver a mi madre así , así que finalmente le dije: 'Mamá, va a cambiar. Voy a ser futbolista del Anderlecht. Ocurrirá pronto. Ya no tendrás que preocuparte más'. Yo tenía seis años", contó.

"Quería ser el mejor futbolista de la historia de Bélgica. Esa era mi meta. No sólo bueno: el mejor. Jugaba con tanta ira por tantas cosas... Porque veía las ratas correr por mi casa, porque no podía ver partidos de Champions League, por cómo me miraban los otros padres", detalló Lukaku, que espera poder brillar en este Mundial de Rusia.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)