SELECCIÓN

Hay una fiebre cada vez más celeste

Hoy vuelve a jugar Uruguay y en la calle hay olor a triunfo,

Las distintas maneras de vivir la fiebre mundialista. Foto: Ariel Colmegna
Las distintas maneras de vivir la fiebre mundialista. Foto: Ariel Colmegna
Las distintas maneras de vivir la fiebre mundialista. Foto: Ariel Colmegna
Las distintas maneras de vivir la fiebre mundialista. Foto: Ariel Colmegna
Las distintas maneras de vivir la fiebre mundialista. Foto: Ariel Colmegna
Las distintas maneras de vivir la fiebre mundialista. Foto: Ariel Colmegna

El debut de Uruguay ante Egipto con triunfo en el Mundial dejó al país entero embalado y la decoración en las calles es un síntoma. Quien elija no estar en esa sintonía quedará por fuera de esta fiesta que trasciende el fútbol. Cada media cuadra hay puestos donde venden bufandas, pelotas y banderas. Incluso en un stand por 18 de Julio donde se colocan pilas para relojes se ofrece merchandising.

Llama la atención cuando circulan autos sin banderines de Uruguay, hasta los coche escuela llevan una. Hay agencias de viajes que aprovechan a promocionar Rusia como destino en la parte trasera de los ómnibus. Eso sí, evitan hablar de precios.

Con mayor o menor esmero, todos están afín a adornar sus locales con la consigna mundialista. Las vedettes de las vidrieras son las banderas. Las hay incluso en los puestos de garrapiñada y en la puerta de Librería Pocho. Hay balconeras por doquier. Y en los televisores de los bares solo está permitido sintonizar partidos del Mundial.

Jugueterías, peluquerías, joyerías, bazares, casas de cotillón y perfumerías se empapelan de celeste, y en alguna tienda de ropa hay maniquíes con pelucas de ese color. En Ciudad Vieja hay un puesto de empanadas que usa un toldo celeste para resguardarse del frío.

Al David vestido de Celeste y al monumento de la entrada a Paso de los Toros se sumó la cebra ubicada en Ricaldoni y Centenario que ayer se pintó con los colores de la bandera.

La Casa del Artesano vende réplicas de la Copa del Mundo hechas en yeso macizo de distinto precio y tamaño: $2490, $1490 y $490. La escultura en homenaje a Luis Suárez del mismo material sale $650.

La vitrina de Lion D’or está adornada con matrioskas y exhibe dos tortas: una con la camiseta de Suárez y otra con la mascota.

Las marcas ponen eslogans acorde al Mundial: “Todos de pie, juega Uruguay”, “gritá gol sin dolor de garganta”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)