RUSIA 2018

Al grito de "fuck racism", la selección sueca defendió a Durmaz de los insultos

El mediocampista de hijo de turcos cometió la falta que provocó el gol de Toni Kroos en el último minuto del partido con Alemania. Inmediatamente comenzó a recibir insultos por su origen.

El futbolista sueco Jimmy Durmaz fue víctima de insultos y comentarios racistas, e incluso hasta de amenazas de muerte, después de cometer la falta que permitió a Toni Kroos marcar en el descuento final para la victoria alemana por 2-1 sobre el equipo escandinavo, el sábado en el Mundial.

La cuenta de Instagram del jugador de 29 años recibió esos comentarios después del partido. Durmaz, que juega en el Toulouse francés, nació en Suecia, pero es hijo de padres emigrados desde Turquía.

"Puedo ser criticado por mi actuación, pero hay una línea y esa línea se cruzó ayer", declaró Durmaz en un comunicado leído a los periodistas que cubren la información sobre la selección sueca en Gelendzhik, junto al Mar Negro.

"Cuando me amenazan, cuando me llaman cucaracha (término despectivo para los extranjeros de piel más oscura), demonio árabe, terrorista o talibán, entonces se han sobrepasado de lejos los límites", continuó y consideró "completamente inaceptable" ese tipo de insultos.

Jimmy Durmaz al finalizar el partido entre Suecia y Alemania. Foto: Reuters.
Jimmy Durmaz al finalizar el partido entre Suecia y Alemania. Foto: Reuters.

"Soy sueco y estoy orgulloso de jugar con Suecia. Nunca dejaré que ningún racista destroce ese orgullo. Tenemos que despreciar cualquier forma de racismo", añadió y sus compañeros lo apoyaron con un grito de "fuck racism".

La Federación Sueca de Fútbol anunció en un comunicado que avisó a la policía de la existencia de estos mensajes.

"No toleramos que un jugador se vea expuesto a amenazas y ofensas", afirmó el secretario general de la Federación, Hakan Sjöstrand, en la web de su organización. "Es desagradable y extremadamente escandaloso ver el trato que ha sufrido Jimmy Durmaz. Totalmente inaceptable", añadió.

Los compañeros de Durmaz no tardaron tampoco en salir en defensa del futbolista.

"Nadie puede culpar a una persona. Ganas como un equipo y pierdes como un equipo", declaró el mediocampista Albin Ekdal al diario Aftonbladet.

"Estuvo corriendo y luchando todo el partido. Fue mala suerte. Es totalmente idiota atacarlo por eso", añadió el atacante John Guidetti.

Durmaz apuntó que es frecuente que reciba ataques de ese tipo en las redes sociales. "Si lo has vivido toda tu vida, no le das importancia. Estoy orgulloso de representar a mi país", había declarado el jugador en un primer momento.

Suecia, con 3 puntos después de dos partidos, se jugará su clasificación a octavos de final del Mundial el miércoles frente a México (6 puntos) en Ekaterimburgo en la tercera y última jornada del Grupo F.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º