RUSIA 2018

Generación de oro serbia

Hace tres años fue campeón del mundo; Brasil se vengó y ganó como Uruguay

Foto: Reuters
Foto: Reuters

Le costó, sufrió y tuvo que apelar a un pelotazo largo a Paulinho y un cabezazo de Thiago Silva tras un córner, pero Brasil superó a Serbia y avanzó a octavos de final por 13° vez consecutiva (en Inglaterra 1966 fue la última vez eliminado en fase de grupos con la generación de Pelé y Garrincha).

Todos los jugadores de Brasil festejaron, se saludaron y abrazaron. Pero para uno la victoria tuvo un sabor especial, uno estuvo presente hace tres años cuando Serbia le ganó a Brasil una final del mundo en Sub 20.

En la Copa del Mundo de Nueva Zelanda en 2015, Brasil llegó como pentacampeón del mundo de la categoría, luego del título logrado cuatro años atrás en Colombia con la generación de Coutinho, Oscar, Casemiro y Neymar, ausente por la citación a la mayor.

Esta selección de Brasil, sin embargo, no presentaba un equipo con varias figuras como la anterior campeona. Apenas un joven de 18 años y perteneciente a Palmeiras se destacaba, pese a tener apenas unos minutos en el Brasileirão. ¿Su nombre? Gabriel, pero desde hace unos años se lo conoce más por ambos nombres de pila: Gabriel Jesús.

El actual jugador del Manchester City y el “9” de la selección brasileña en el Mundial jugó con la Sub 20 en Nueva Zelanda, alcanzó la final pero se encontró con un rival inesperado que le hizo irse a casa apenas con la medalla de plata: Serbia.

Una selección relativamente nueva (hasta 2007 era Serbia y Montenegro, e incluso antes era Yugoslavia), llegó a la final del torneo luego de superar sendos rivales por el camino, pese al traspié del debut. En el partido decisivo se quedó con la agónica victoria por un gol en el minuto 118 del alargue del volante Nemanja Maksimovic, ahora en Valencia.

Serbia logró así su primer y más importante logro de su corta historia, y a partir de ese plantel se armó el combinado de futbolistas que lograron la clasificación al actual Mundial de Rusia.

El golero Predrag Rajkovic (Guante de Oro en 2015); el defensa Milos Veljkovic; y los volantes Marko Grujic, Sergej Milinkovic-Savic (Balón de Bronce) y Andrija Živkovic fueron campeones en Nueva Zelanda y ahora formaban parte de la selección serbia eliminada el miércoles por Brasil. Junto al delantero Aleksandar Mitrovic, campeón de la Eurocopa Sub 19 de 2013 (ausente en el Mundial 2015 por límite de edad), forman la generación dorada de Serbia.

Pero ellos, que venían de ganar la Euro 2013 y el Mundial 2015, no pudieron trasladar los éxitos al torneo más importante de mayores y Gabriel Jesús, que hace tres años sufrió la derrota, el pasado miércoles festejó más que nunca.

Pero, curiosamente, una sola selección fue a la que en 2015, ninguno de los dos finalistas pudo superar: Uruguay. La Celeste, que en el plantel tenía como capitán a un Nahitan Nández ahora en Rusia 2018, se enfrentó a Serbia en el debut y ganó 1-0 con gol de Gastón Pereiro.

Luego de avanzar de la fase de grupos como segundo gracias a ganarle por sorteo (igualó en puntos, diferencia de goles, goles a favor y enfrentamiento entre sí) a Malí (que luego llegó a semifinales), se enfrentó en octavos de final a Brasil. Después de un 0-0 durante 120 minutos, los brasileños ganaron por penales.

Brasil después le ganaría a Portugal y Senegal para llegar a la final. Serbia, por su parte, le ganó a Hungría, Estados Unidos y Malí para ser el finalista y posterior campeón.

Tres años después, Brasil y Gabriel Jesús se pudieron vengar, pero aún ambos tienen la espina de no vencer a Uruguay.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)