RUSIA 2018

¿Cómo se explica, Perú?

Los incaicos le llegaron por todos lados a Dinamarca, no marcaron, perdieron y complicaron su futuro

Dos caras. El festejo de los daneses; la desazón peruana. Foto: Reuters
Dos caras. El festejo de los daneses; la desazón peruana. Foto: Reuters

Difícil de explicar es lo que sucedió ayer en el debut de Perú y Dinamarca en la Copa del Mundo de Rusia 2018.

Es que la selección dirigida por el argentino Ricardo Gareca -quien fue uno de los entrenadores más votados en la pasada edición de la encuesta América le Responde a El País- generó muchas situaciones de gol, pero increíblemente no logró meter ninguna en el arco que defendió de muy buena forma Kasper Schmeichel, el futbolista del Leicester, que supo ser campeón de la Premier League.

Por si fuera poco, los incaicos tuvieron a su merced un penal por una falta de Poulsen a Cueva, pero el jugador del Sao Paulo marró la pena máxima (sugerida por el VAR) tirando su remate muy lejos por arriba del horizontal.

Pero fue Dinamarca el que llegó al gol por intermedio del mismo Poulsen y esa fue la diferencia en el marcador.

Perú llevaba treinta y seis años sin disputar un Mundial. Dinamarca, que se perdió el de Brasil 2014 pero que sí estuvo en Sudáfrica 2010, le mostró a su adversario que lo más importante no es la posesión ni las llegadas sino la efectividad. Y fue lo que tuvo, sin dudas, la selección europea.

El cuadro danés vive una cierta reconversión. Pocos son sus futbolistas con bagaje mundialista. Pero el grupo de Age Hareide tiene talento y un cúmulo de hombres que forman parte de plantillas reputadas habituadas a partidos de renombre. Christian Eriksen en el Tottenham, Andreas Christiansen con el Chelsea o Simon Kjaer, del Sevilla. Y eso también se notó.

Ricardo Gareca no innovó y mantuvo la idea que había manejado en los días previos de preparación. Fue Paolo Guerrero el damnificado. El líder del conjunto peruano comenzó en el banco, a la espera. El técnico argentino optó por la versatilidad ofensiva y el buen momento que atraviesa Jefferson Farfán.

La sequía acumulada a lo largo de estos treinta y seis años al margen de los mundiales fue pura energía acumulada por los peruanos. Los hombres de Gareca no reservaron nada. Se echaron al césped a pecho descubierto, arrinconaron a su rival y buscaron el gol con más convicción que la selección danesa. Perú encontró la banda derecha por donde Andre Carrillo se manejó a sus anchas. Penetró a la menor ocasión y solo faltó algún cooperante que se encargara de culminar las jugadas. El atacante del Watford buscó el arco en cuanto tuvo ocasión, pero sin puntería alguna.

Al final Perú terminó perdiendo y ahora de cierta forma complicó sus aspiraciones de pasar a los octavos de final porque el duelo de ayer era clave en ese sentido. Tendrá que salir a ganarle a Francia el jueves (hora 12.00) en el estadio de Ekaterimburgo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)