SELECCIÓN

El error en el peor momento

Fernando Muslera, que muchas veces salvó a Uruguay, ayer se equivocó

Fernando Muslera. Foto: AFP
Foto: AFP

Uruguay perdía 1 a 0. Así se fue al descanso. En los primeros minutos del complemento las cosas no cambiaban y llegaron las variantes. A los 58’ el técnico Tabárez mandó a la cancha a Maximiliano Gómez por Stuani y el “Cebolla” Rodríguez por Bentancur. Pero cuando apenas los dos jugadores se acomodaban en el campo llegó el segundo gol del equipo galo.

No es fácil comprender lo que le sucedió a Fernando Muslera que no pudo contener el remate de Antoine Griezmann, que dio en sus manos y se metió en el arco. El francés, que quiere tanto a los uruguayos, no lo festejó.

Da la impresión que sin ese error del arquero, las cosas podían haber sido diferentes. Al menos con un solo gol de diferencia, los celestes estaban en partido. Aunque en el segundo tiempo el equipo fue superado por Francia, quien mereció la victoria.

“Fernando es un gran arquero. Todos cometemos errores. El fútbol es así. Hoy le toco a Fernando, pero otra vez hizo atajadas increíbles”, dijo el capitán Diego Godín, sobre su compañero. Aunque en realidad su abrazo al arquero cuando el partido ya era historia significaba más que muchas palabras.

“Nunca esperamos este momento. Hicimos un gran Mundial, dejamos todo en la cancha, más allá de lo personal que me tocó cometer un error al final. Nos vamos con la frente en alto y el sacrificio que hicieron todos los compañeros”, dijo Fernando Muslera, tras el partido, al dar la cara ante los periodistas.

El error al que se refirió fue el del segundo gol francés, cuando Antoine Griezmann remató fuerte desde el exterior del área. “Enfrentamos a una gran Francia, es uno de los candidatos a ganar la Copa. Desearle lo mejor a ellos ahora”, dijo con hidalgía el arquero.

“Primero que nada soy un agradecido a lo que hace el pueblo, el sacrificio que hicieron los que vinieron hasta acá, los que no pudieron y están en Uruguay. Las disculpas del caso, porque obviamente había una gran ilusión. En mi puesto se cometen algunos errores que nos llevan a salir. Hay que seguir adelante”, tiró. “A veces es difícil entender por qué a mí, pero si miro para otro lado y veo todo lo que he logrado con esta selección me siento más orgulloso que defraudado”.

Gesto no adecuado

La virtud de Griezmann fue rematar fuerte. El tiro le salió a donde estaba ubicado Fernando Muslera, pero antes de llegar a destino se movió. Ese hecho le jugó una mala pasada, pero el uruguayo no puso su cuerpo detrás de las manos.

Se quería esconder

El primero en darse cuenta del error es el protagonista. Le pasó a Karius (Liverpool) en la final de la Champions y a De Gea y Caballero en el Mundial. Pero no había vuelta atrás y siguió. El error forma parte del puesto, el más ingrato de todos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)