RUSIA 2018

Nos echan el ojo: un periodista galo en tierra charrúa

Julien Fautrat fue enviado por la radio RTL para ver como se vive en Uruguay el partido frente a Francia.

Foto: Darwin Borrelli
Julien Fautrat, el periodista francés que está en Uruguay. Foto: Darwin Borrelli

Julien Fautrat, es un periodista francés, que trabaja para radio RTL, la emisora más importante de su país.

Fautrat llegó a Uruguay el martes enviado por la radio como parte de la cobertura que le darán al partido de cuartos del final del Mundial de Rusia, entre uruguayos y galos. La idea es que le transmita a los oyentes cómo se vive el partido en este pequeño país.

“Para la radio en que trabajo la Copa del Mundo es el evento más importante a cubrir, aún sobre los Juegos Olímpicos. Hoy haremos una transmisión especial, de más de seis horas con los periodistas que están en Francia, los cuatro que viajaron a Rusia, y yo desde Uruguay. Es una inversión importante, pero se hace teniendo en cuenta la trascendencia del partido. Queremos saber cómo se vive un partido de este tipo en Uruguay”, explicó Julien. “Que yo esté acá también se debe un poco a mi idea y mi tenacidad”, agregó sonriendo el hombre nacido en París, quien brindó su opinión sobre la selección que enfrentarán los celestes esta mañana.

“Es una selección muy joven y muy entusiasta. Francia ha tenido problemas en el pasado, por ejemplo, en el Mundial del 2010 cuando hubo una huelga de jugadores. Pero en la última Eurocopa de hace dos años, se vio surgir una nueva generación, un nuevo grupo. No son sólo jugadores más jóvenes, sino también muy entusiastas y en los cuales los franceses se reconocen mucho más”, afirmó el periodista.

El hecho de que muchos de los futbolistas de la selección gala sean de origen africano, nacidos mayoritariamente en los suburbios capitalinos ya no molesta en Francia. “Ese fue un tema que en su momento fue llevado adelante o cuestionado por la extrema derecha, por el Frente Nacional, que en ese entonces tenía la mayoría en el gobierno. Se cuestionaba que la selección no estuviera conformada por franceses de más de dos generaciones, sino por hijos de inmigrantes, básicamente del norte de África. Pero es algo que hoy ya no se habla ni a nadie le importa ni le preocupa. Hoy hay un verdadero apoyo a la selección y la gente está hinchando realmente por ellos”.

Julien reconoce que Francia no rindió como se esperaba en los primeros partidos de la Copa del Mundo, y que fue frente a Argentina que surgió el equipo que antes del Mundial aparecía como uno de los candidatos a quedarse con el título. “Quiero ser mesurado ante las dos situaciones. Es cierto que en los primeros partidos, Francia no tuvo un juego espectacular, pero consiguió el resultado que quería, que era terminar primero en su grupo. O sea, los hinchas no quedaron satisfechos del todo, pero sí valoraron los resultados. Mientras, que en el partido con Argentina, por fin Francia tuvo momentos muy buenos e hizo goles, pero también los recibió”.

deschamps, el abanderado

El líder no está dentro del campo.

Julien reconoce que el partido frente a los celestes no será sencillo para la selección de su país. Y aunque es consiente del poderío de los “Bleus”, le preocupa que no tengan un líder dentro de la cancha.

Pues, si bien puede parecer que Antoine Griezmann es el líder espiritual de la selección francesa y el joven Kylian Mbappé lo es desde lo futbolístico, el periodista aseguró que el verdadero abanderado es el técnico Didier Deschamps. Y que no hay un líder dentro del campo de juego, como sí lo tiene la selección uruguaya en el capitán Diego Godín, que es capaz de impulsar al equipo al ataque y ponérselo sobre sus hombros cuando las cosas no salen durante un juego.

Deschamps, de 49 años, está al frente del combinado francés desde 2012 cuando sustituyó a Laurent Blanc. Y es el técnico que más partidos ha dirigido a la selección en la historia de Francia. Pero, aparentemente, le gusta ser el líder y que nadie empañe su figura.

Dejando por un momento de lado su objetividad periodística, el francés reconoció que si bien aprecian mucho a Cavani y no le desean nada malo, están contentos de que no pueda jugar. “Sabemos que sin Cavani en la cancha, Uruguay no es tan fuerte. Aunque, primero me gustaría confirmar quien lo va a sustituir, y además siguen estando Suárez y Godín, a quien considero el mejor zaguero de la Copa del Mundo”, afirmó convencido quien trabaja como periodista hace diez años.

“Además, por lo que he visto y por lo que me he enterado desde que llegué, me da la impresión de que lo principal de la selección uruguaya, su gran fuerza, es el equipo por sobre cualquier individualidad. Y, seguramente, el que vaya a jugar por Cavani está esperando para jugar y va a dar todo”, dijo quien obviamente ya ha oído hablar de la garra charrúa.

En Francia el optimismo por la selección es mucho menos eufórico que el que ha visto en Montevideo desde que llegó. “Me sorprendió la cantidad de banderas colgadas de las ventanas de las casas, y en los autos. Esa gran voluntad de mostrar el apoyo al equipo, el ambiente que se vive, tanto fervor, es algo a lo que no estamos acostumbrados los franceses”, admitió.

Le han explicado que el fútbol es para muchos uruguayos el único motivo de felicidad, pero le cuesta entenderlo. “Es algo que me han dicho y lo creo, pero no lo he podido constatar”, dijo quien ha tenido desde que llegó una muy buena impresión de los uruguayos.

Julien se quedará hasta el domingo. La idea de la radio es seguir visitando a los rivales hasta donde llegue Francia en Rusia. Es más, si los galos vencen hoy a Uruguay y Brasil a Bélgica, lo mandarán a la tierra de Neymar. Esperemos que se quede sin conocer las hermosas playas de Brasil.

Es un bombero de las noticias:

Julien nació en París, pero durante 20 años vivió en el centro de Francia, donde trabajó como corresponsal para la radio RTL. Ahora ha vuelto a instalarse en la capital.

No es exactamente un periodista deportivo, aunque ha cubierto eventos de fútbol.

Se autodenomina un periodista bombero, porque donde pasa algo allí está él para cubrirlo.

En ocasión del partido entre Francia y Argentina, la radio envió a su habitual corresponsal en Nueva York para cubrir lo que pasaba en Buenos Aires, pero como este ya había regresado a Estados Unidos, enviaron a Julien a Montevideo.

Ayer el periodista francés aún no había decidido dónde iba a ver el partido. Una de las posibilidades era en la pantalla gigante del IMPO en la Intendencia y la otra en el liceo Francés donde irá el embajador de su país.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)