Selección

Una dupla bien aceitada en la zaga

Godín y Giménez tienen la ventaja de haber jugado juntos en la temporada y la fortaleza en el juego aéreo

Foto: Gerardo Pérez
Giménez y Godín son claves por arriba. Foto: Gerardo Pérez

El poder goleador de Luis Suárez y Edinson Cavani, dos de los principales delanteros del mundo, hacen que el foco de atención de Uruguay sea la ofensiva. Es un hecho irrefutable que el fútbol se define con goles y ellos son especialistas en ambos.

Uno, Cavani, es el máximo goleador histórico de PSG, el artillero de la Ligue 1 de Francia y llega con el antecedente de haber sido el mayor anotador de las Eliminatorias.

El otro, Suárez, es el que más tantos ha convertido con La Celeste a lo largo de la rica historia, es el mayor goleador (junto a Messi) de las Eliminatorias y fue el segundo máximo realizador de la temporada en el poderoso Barcelona.

Sin embargo, es tan importante hacer los goles como evitarlos y en ese sentido Uruguay tiene una gran defensa, compuesta por dos zagueros que no solo son compañeros en la selección desde hace muchos años, sino que habitualmente se desempeñan juntos en el Atlético: José María Giménez y Diego Godín.



Ventaja. El hecho de jugar gran parte de la temporada juntos en los mismos puestos que ocupan en la selección uruguaya es una gran ventaja que tiene La Celeste, porque es como si el “Cholo” Simeone estuviera entrenando a la pareja de zagueros de la selección en forma constante para que luego el maestro Tabárez saque provecho de ello.

Además de ser una dupla que se conoce de memoria, tiene un equilibrio interesante de experiencia. Se consagraron campeones de la Europa League este año con el conjunto colchonero, pero además tienen una buena mixtura entre veteranía y juventud.

Godín, con 31 años y tres Copas del Mundo sobre sus hombros, es el capitán y el tercer referente del plantel detrás de los dos supergoleadores. Es considerado además uno de los defensas top del mundo.

Giménez, con 23 años, tiene como antecedente haber sido vicecampeón del mundo a nivel Sub 20 en 2013. Es pretendido por poderosos clubes como Juventus y Real Madrid.



Juego aéreo. Con “Josema” y el “Faraón”, Uruguay gana juego aéreo en las dos áreas. Es muy difícil para los rivales cabecear un centro al área celeste y, del otro lado, son los zagueros orientales los que suelen ganar. De hecho, ambos han convertido de cabeza y el último en hacerlo fue Giménez, quien en el encuentro contra Uzbekistán. No solamente el juego aéreo es la fortaleza de ellos. Son muy buenos también en los mano a mano, porque saben colocar el cuerpo y ambos van con mucho timming al piso para cortar juego. Esta virtud la comparten además con Cáceres. En definitiva Uruguay tiene un equipo completo. No solo tiene a las dos bestias de ofensiva para hacer los goles, sino también una defensa sólida.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º