SELECCIÓN

Ante el más difícil llegó el mejor partido

Uruguay volvió a confirmar que saca a relucir su mejor rendimiento cuando el adversario se lo exige.

Foto: Nicolás Pereyra
Foto: Nicolás Pereyra

Se terminó la primera fase de la Copa del Mundo para la Selección de Uruguay y no podría haber sido con un saldo mejor: nueve puntos sobre nueve posibles, cinco goles a favor y ninguno en contra. Es momento, entonces, de hacer un balance parcial de lo que fueron las presentaciones celestes.

La meta se cumplió y con creces, pues se avanzó a los octavos de final incluso en forma muy temprana, porque Uruguay aseguró su presencia en la siguiente fase luego de los dos primeros partidos. Para mejor, culminó primero y será el único de los cinco seleccionados sudamericanos que habrá ganado todos los juegos. Eso no se lo quita nadie.

El rendimiento del equipo, no obstante, distó mucho de su potencial, sobre todo en los dos primeros partidos. Eso sí, ante Rusia tuvo sus muy buenos momentos, al punto que ganó 3-0 y bien pudo haberse impuesto por mayor diferencia, dado que dispuso de muchas situaciones de gol: 10.

Culminada esta primera instancia del Mundial, es momento de repasar lo que dejó cada presentación del equipo de Tabárez:

Ante Egipto. Fue el partido más difícil que afrontó Uruguay. La apuesta que hizo el entrenador al buen fútbol en la mitad del terreno no dio los resultados buscados y al equipo le faltó profundidad.

Lo que dejó ese encuentro es que se generó muy poco peligro porque se tuvo mucho la pelota en zonas del campo en las que nada se definía y la Celeste terminó ganando con un gol en el minuto 89 producto de una pelota quieta ejecutada por Carlos Sánchez y cabeceada a la red por José María Giménez.

Otro detalle importante es que se perdieron muchos balones en la salida y los volantes externos no desequilibraron. Uruguay fue más vertical cuando ingresaron Sánchez y el “Cebolla” Rodríguez.

Ante Arabia Saudita. La segunda presentación fue ante un elenco saudí que llegaba luego de comerse un 5-0 ante Rusia. Se suponía que Uruguay ganaría con luz, más incluso cuando a los 23’ Luis Suárez puso el 1-0, pero el resultado no volvió a moverse.

Es cierto que el rival exigió poco a la defensa celeste y la victoria nunca pareció correr riesgo, pero otra vez como en el primer partido se falló en la generación del juego y, para peor, los laterales no dieron garantías.

Lo mejor de ese segundo compromiso por el Grupo A fue el resultado, que aseguró la clasificación.

Ante Rusia. El local venía metiendo miedo: dos triunfos, con ocho goles a favor y solo uno en contra, que había sido de penal en el segundo juego ante Egipto. Sin embargo, este fue el mejor partido de Uruguay.

Tabárez pidió no manejar la pelota en zonas intrascendentes y, aunque tuvo que recordar el concepto durante el partido (ya se ganaba 1-0), los delanteros fueron mejor alimentados con envíos largos. Esto generó que tanto Suárez como Cavani convirtieran. Uruguay realizó 15 disparos al arco y, ante el rival que figuraba como el más exigente, ganó 3-0 para quedarse con el primer lugar del grupo. No solo anotó más tantos de los que había hecho en los dos encuentros anteriores, sino que Rusia, que venía dulce con la red, no convirtió.

Uruguay ya está en octavos, donde se las verá ante la Portugal de Cristiano Ronaldo. Lo más importante es que viene levantando su nivel.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)