MUNDIAL 2018

La columna de Messi: "Intento sacar lo positivo de lo malo para seguir aprendiendo"

Se trata del tercer artículo de una serie de seis que se publicarán antes del debut de Argentina en la Copa del Mundo.

Lionel Messi y Sergio Agüero. Foto: La Nación / GDA
Lionel Messi y Sergio Agüero en Pekín 2008, campeones olímpicos. Foto: La Nación / GDA

China y aquellos días maravillosos

"Los días en China fueron maravillosos. Por todo lo que representaron los Juegos Olímpicos, pero también por todo lo que significó para mí haberme sumado a esa competencia. Muchos me habían contado de la atmósfera especial que se respira en los Juegos, y no me la quería perder. Fue fantástico: por el grupo, por la medalla dorada y por todo lo que atravesé antes de llegar a Pekín. Yo no me olvido lo que se dijo en su momento, y fue desagradable. Sentía muchas ganas de estar con la selección, y a la vez no quería crear problemas en mi club.

Por suerte Pep [Guardiola] se dio cuenta de lo que me pasaba, fue comprensivo y me permitió estar en los Juegos. Porque siempre voy a estar donde la selección me necesite, en el lugar que sea y por la competencia que sea.

Lionel Messi y Juan Román Riquelme Foto: La Nación / GDA
Lionel Messi y Juan Román Riquelme Foto: La Nación / GDA

Pasamos muchos momentos buenos en la cancha y la sociedad con Riquelme, como con otros jugadores, funcionó. Compartimos varios momentos con Román, como la Copa América del año anterior en Venezuela, pero siempre que se gana todo es mejor. Lo sé. Cumplimos, y especialmente cumplimos con nosotros mismos."

Los malos resultados siempre duelen

"Todos los malos resultados me duelen. En la Copa América de Venezuela, con el Coco como DT, venía jugando bien, como todo el equipo. Habíamos hecho méritos como para ganarla. Pero la final con Brasil fue un mazazo, se nos esfumó todo en un segundo. Me quedó una gran frustración.Y un tiempo después, ya en el ciclo de Diego, otra frustración: del Mundial de Sudáfrica me fui mal porque también veníamos bien, y sin embargo. Además me quedó la impotencia de no poder convertir ni un gol, pero son cosas que pasan. Lo que me dejó algo más tranquilo fue que lo intenté, bien o mal, pero lo intenté, como siempre que juego para la selección.

Miroslav Klose y Lionel Messi en el Alemania vs. Argentina en Sudáfrica 2010. Foto: La Nación / GDA
Miroslav Klose y Lionel Messi en el Alemania vs. Argentina en Sudáfrica 2010. Foto: La Nación / GDA

Después de una eliminación, siempre vienen días de angustia. Pero no conviene detenerse en el pasado, hay que mirar hacia adelante. De todo se aprende. Como en la vida, en el fútbol, tuve mayoría de momentos buenos. Y por supuesto intento sacar lo positivo de lo malo, para seguir aprendiendo."

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º