RUSIA 2018

Los cinco aspectos destacados que dejó la Copa del Mundo

El balance del Mundial de Rusia: lo sobresaliente de la competencia.

Foto: Reuters
Foto: Reuters

Bajo una lluvia intensísima, Gianni Infantino tomó la Copa del Mundo, se la mostró a Vladimir Putin, permitió que el presidente francés Emmanuel Macron y la presidenta croata Kolinda Grabar-Kitarovic le dieran un beso y se dirigió hacia donde estaba el plantel de Francia. Buscó al capitán Hugo Lloris y cuando se la iba a entregar el pensamiento de la inmensa mayoría de los uruguayos (por no decir todos) fue: pensar que la podría estar recibiendo Diego Godín.

El equipo campeón del mundo fue quien sacó a la Celeste del Mundial y el único que la batió, porque hasta los cuartos de final Uruguay había ganado sus cuatro partidos. ¿Tan cerca estuvo el equipo de Tabárez de ser campeón del mundo? La realidad es que no, porque le faltaron dos partidos o, mejor dicho, dos triunfos. Sin embargo, quedaron flotando dos sensaciones: otra podría haber sido la historia si Edinson Cavani hubiera jugado y que fue la gran oportunidad que se le presentó a la Celeste de volver a reinar el mundo futbolístico, porque tenía un gran plantel y porque además grandes como Alemania, España y Argentina (a lo que se debe sumar la ausencia de Italia) habían dejado un panorama favorable.

Francia fue el que sacó mejor provecho de ello. Fue el mejor equipo del torneo, aunque quizás no el que tuvo el juego más brillante. Sin embargo, algo que confirmó Rusia 2018 es que el fútbol es un deporte colectivo y aquel que mejor lo interprete, es el que tiene más posibilidades de coronarse.

El croata Luka Modric se llevó el Balón de Oro al mejor jugador, Harry Kane el Botín de Oro al goleador, Thibaut Courtois el Guante de Oro al mejor arquero y Kylian Mbappé fue elegido el Mejor Jugador Joven. Esos fueron los premios individuales de un Mundial que dejó otras cosas, como la introducción del VAR, que incluso tuvo intervención en la definición.

1

La pelota quieta

Fue la gran protagonista de esta Copa del Mundo. Un montón de partidos se resolvieron por esta vía y Francia fue quien le sacó mejor provecho. Superó cuartos de final, semifinales y ganó el título con Antoine Griezmann ejecutando y los zagueros liquidando. Determinante.

2

Apareció el VAR

La FIFA introdujo el Video Assistant Referee (VAR) para esta Copa del Mundo. Solo se pudieron revisar cuatro situaciones: goles, penales, tarjetas e identidad de los infractores. Más allá de las resistencias, terminó siendo una experiencia positiva que otorgó más justicia. Incluso se utilizó en la final con el penal para Francia.

3

Crisis de los grandes

Italia no clasificó, Alemania llegó como campeón del mundo y se fue en primera fase, España y Argentina se marcharon en octavos. Para españoles y argentinos el panorama es complicado, porque tienen panoramas oscuros desde lo organizativo. El mundo fútbol se emparejó, pero… ¿para arriba? Mmm…

4

Los golazos

El de Pavard a Argentina en octavos de final fue el mejor de todos, pero también hubo otros, como el de Nacho a Portugal, el segundo de Cavani también a los lusos, el de Coutinho a Suiza, el de Kroos a Suecia, el de Di María a Francia y el de De Bruyne a Brasil. En ese sentido, nadie se puede quejar. Hubo para todos los gustos.

5

El equipo sobre lo individual

Desde lo táctico no hubo grandes novedades, porque los sistemas fueron los ya conocidos y una vez más la posesión de pelota no fue clave, pues muchos partidos los ganaron quienes menos la tuvieron. La confirmación fundamental fue que lo colectivo se impuso sobre lo individual.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)