SELECCIÓN

Los charrúas de fiesta

Los hinchas se juntaron en un boliche para celebrar la clasificación a octavos.

Hinchas de Uruguay

El rumor empezó a circular previo a que se crearan los diversos grupos de WhatsApp que tienen los Celestes en el Mundial, y mucho antes de que se supiera si la reunión sería un festejo o una despedida para Uruguay.

Es que la idea inicial era juntar a todos los charrúas que viajaron a Rusia para alentar a la Selección, y se puso fecha sin tener la certeza de si estaríamos clasificados o no.

Se sabía que sería el 25 de junio en Samara porque ese día se disputó el que podría haber sido el último partido de Uruguay en la Copa del Mundo, pero el encuentro terminó saliendo redondo: los dirigidos por el Maestro Tabárez consiguieron un pasaje histórico a octavos con el arco invicto y un puntaje perfecto. Así que cerrar el boliche para festejar tuvo verdadero sentido.

Flyer para la fiesta de los hinchas uruguayos.
Flyer para la fiesta de los hinchas uruguayos.

Hace una semana empezó a circular un flyer a través del grupo de WhatsApp “Uruguayos en Rusia 18” -compuesto por 257 miembros- donde se promocionaba la “Fiesta Uruguaya” en Maximimillian’s, a las 21:00 horas.

Las chicas entraban gratis al boliche ubicado en la calle Moskovskoye Shosse 4, y los hombres debían abonar 500 rublos ($250). El flyer prometía una “bebida sorpresa” que no existió, pero para contrarrestar esa ausencia conseguían cerveza muy barata, a $100.

Hubo un hincha peruano involucrado en la organización del evento, y fue el encargado de colocar las pulseras para ingresar al boliche que se cerró con el fin de que los uruguayos festejaran.

Alguien llevó un pen drive para musicalizar la fiesta, y aunque el flyer prometía rock, cumbia, plena, candombe y canto popular, hubo alguno que se quejó porque solo sonó “plena del interior”.

Eso sí, tuvieron la chance de reclamar su canción preferida ingeniándoselas. En vez de usar Spotify, le mostraban al DJ ruso el tema que querían en Youtube y lo pasaba.

Los echaron de Maximimillian’s a las tres de la mañana, en vez de a las cinco como estaba previsto. Pero antes de prendieran las luces se dieron el gusto de saltar y alentar como si todavía siguieran en el estadio. Sonaron algunos clásico de hinchada, y cerraron con la infaltable "Cielo de un solo color", de NTVG.

Nadie se quería ir a dormir temprano, así que se desperdigaron por los boliches de Samara para continuar el festejo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)