RUSIA 2018

La Celeste otra vez se metió en la elite

Festejo Uruguay frente a Portugal
Foto: Nicolás Pereyra.

Hay algo que sigue vivooo. Nos renueva la ilusión...”. Cielo de un Solo Color, la canción de NTVG que fue elegida por el plantel celeste para ser la canción oficial de Uruguay, suena fuerte en Sochi. Se emite por los parlantes, pero resuena en la garganta de cada uruguayo que la entona con lágrimas en los ojos. Una vez más entre los ocho mejores del mundo, como en Sudáfrica y de la mano de Óscar Tabárez.

Uruguay acaba de dar el segundo golpe de escena, porque un rato antes Francia había sacado del Mundial a Messi y ahora la Celeste manda a casa a Cristiano Ronaldo. Las dos megaestrellas del mundo fútbol ya no están, pero sí los guerreros charrúas.

De la mano, la cabeza y el pie de Edinson Cavani, que se fue con una bolsa de hielo en la pierna y dejó mucha preocupación de cara al futuro, porque hizo la seña de que le tiró. Pero eso será algo para hablar más adelante. Ahora hay que disfrutar de este triunfo 2-1 sobre Portugal, de estar nuevamente en la elite y de tener eso que no se compra en la farmacia: agallas.

Había dicho el técnico portugués Fernando Santos que lo mejor de Uruguay es ser Uruguay. Y fue Uruguay: porque presionó a la perfección sobre la pelota; porque detectó los puntos débiles del rival para ir sobre ellos; porque partió el equipo para saltearse la línea de volantes y salir con pases largos hacia Cavani y Suárez para que quedaran mano a mano con la defensa rival; porque tuvo en Lucas Torreira y en Diego Laxalt dos defensores inclaudicables que parecían estar en todos lados; porque tuvo la fuerza anímica de levantarse luego del empate luso y porque sacó provecho de la mejor delantera del mundo. Sí, que me lo venga a discutir quien sea. Suárez y Cavani juntos no tienen similar. Y si no que repasen la jugada del 1-0: Edi toma la pelota por la derecha, mete un cambio de frente a la izquierda para Luis, éste engancha hacia el medio como para rematar y en el último momento decide sacarse el traje de goleador y ponerse el de asistidor, así que levanta la cabeza y ve al otro salteño llegando por el segundo palo. Le pone la pelota justa, cabezazo y gol.

Primera parte hecha: en ventaja y a tirarle la responsabilidad a Portugal. Ahora había que hacer la segunda y era frenar a los lusos. Se hizo bien, porque prácticamente se aisló a Cristiano Ronaldo y los lusos debieron recurrir al centro como arma principal. Tanto se cuidó a CR7 que todos fueron con él y Pepe terminó poniendo de cabeza el 1-1. Y ahora se venía Portugal. Pero Uruguay fue Uruguay, como lo predijo Santos. Lejos de absorber el golpe, fue paciente ante los embates del rival, esperó su oportunidad y Cavani cerró en forma maravillosa un contraataque liderado por Rodrigo Bentancur. Quedaban aún 29 minutos para el final, pero aunque la valla había caído por primera vez, la solvencia defensiva volvió a imperar.

Torreira se cansó de cortar balones, Laxalt no perdió más un mano a mano y entre Muslera, Josema y Godín sacaron todos los centros que llegaron.

Uruguay está entre los ocho mejores. Ahora vendrá Francia en Niznhy Nóvgorod, donde está el cuartel general celeste, pero disfrutemos de esto. Lo merecemos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)