RUSIA 2018

El arco, sello del proceso

Tabárez se la jugó por Muslera en un momento complicado y el “Nene” ya es un histórico

Fernando Muslera en el partido entre Uruguay y Arabia Saudita. Foto: Nicolás Pereyra.
Fernando Muslera en el partido entre Uruguay y Arabia Saudita. Foto: Nicolás Pereyra.

Octubre de 2009. La clasificación de Uruguay al Mundial de Sudáfrica 2010 era una gran interrogante y estaba en peligro. Sebastián Viera y Juan Castillo no convencían al maestro Tabárez y el entrenador se la jugó nada menos que en el final de las Eliminatorias.

Fernando Muslera fue el elegido y el técnico celeste no falló. El por entonces golero de Lazio de Italia tampoco defraudó y con muy buenas actuaciones comenzó a adueñarse del arco uruguayo.

Y el debut de Muslera no era nada fácil. La Celeste visitaba a Ecuador en Quito y tenía que ganar para seguir con vida en el camino al Mundial.

Lo logró. Con goles de Luis Suárez y Diego Forlán, de penal, Uruguay lo dio vuelta tras comenzar 1-0 abajo y venció 2-1 como visitante para asegurarse el lugar en el Repechaje.

Tras vencer a Costa Rica en el partido de ida y vuelta, la Celeste regresó a los Mundiales luego de su ausencia en Alemania 2006 y el arco celeste ya tenía un dueño: Fernando Muslera.

Llegó el debut mundialista del “Nene” y Uruguay hizo su primera presentación ante Francia, que venía de ser finalista en Alemania 2006. Ese 0-0 marcó el primer partido del equipo de Tabárez que luego goleó al anfitrión Sudáfrica 3-0 y venció a México 1-0 para avanzar a octavos como primero en su grupo.

Recién a los 68’ minutos del encuentro de octavos de final ante Corea del Sur, Muslera recibió su primer gol. A esa altura ya había batido el récord de Ladislao Mazurkiewicz, quien en 1970 había establecido 277 minutos sin recibir goles producto de los 270’ de ese Mundial y 7’ del último encuentro en Inglaterra 1966.

Ya convertido en un histórico, Muslera fue por más. Llegó otra Eliminatoria, una nueva clasificación al Mundial y el “Nene” fue el arquero titular en Brasil 2014.

Lo mismo ocurrió rumbo a Rusia 2018 y hoy, el golero celeste acumula 99 presencias con la selección y el lunes frente a Rusia en Samara llegará a 100. Además, ya igualó el récord de Mazurkiewicz con 13 partidos jugados en Mundiales y en el próximo encuentro lo superará ya que llegará a 14 juegos en Copas del Mundo.

Consolidado como una gran figura del Galatasaray de Turquía, Fernando Muslera se transformó en un jugador histórico de la selección y con 32 años va por más. El golero transmite seguridad en una zaga de nivel mundial y además, es un sello del proceso Tabárez.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)