MUNDIAL 2018

¿Quién es Aliou Cissé, el ídolo de Senegal y DT más joven en Rusia 2018?

Jugó en el Paris Saint-Germain, fue el elegido de Metsu en el Mundial del 2002 y hoy lo consideran un líder espiritual en su país. 

Aliou Cisse, DT de Senegal. Foto: Reuters
Aliou Cisse, DT de Senegal. Foto: Reuters

Junio de 2002, Seúl: Senegal , en su debut en una Copa del Mundo, estaba a punto de dar el gran golpe frente al campeón Francia. Millones de televidentes se preguntaban quién era ese hombre de larga cabellera enrulada, estampa de galán de cine, que le daba indicaciones al capitán, al volante de la camiseta Nº 6. El chico de pequeñas rastas era su referente, sus ojos dentro de la cancha. A sus 48 años, el técnico francés Bruno Metsu se encargaba de poner a Los Leones de la Teranga en el mapa del fútbol mundial. Algunos lo llamaban el playboy de Dakar, ese que se había convertido a la religión musulmana para casarse con una mujer del país que lo adoptó y lo amó.

Junio de 2018, Moscú: Pasaron cinco años del fallecimiento de Metsu, víctima de cáncer. Y tres desde que Aliou Cissé, el capitán que el propio Metsu eligió para comandar aquel equipo de 2002, asumió el cargo de entrenador en Senegal. Millones de televidentes se preguntaron hoy quién es ese hombre que luce rastas más largas, anteojos y mueve sus brazos de manera ampulosa. Cissé, en su país, es ídolo. En las calles no hay nadie que no sepa quién es. En un país amante del fútbol, tampoco pasa desapercibido el único hombre nacido en Senegal que estuvo presente en los dos mundiales de la nación africana, primero como jugador y ahora como DT. En definitiva, Cissé es quien nuevamente depositó al país de 14 millones de habitantes en otro cuento de hadas.

Nacido en Ziguinchor, el 24 de marzo de 1976, Cissé es un personaje repleto de particularidades. En su estancia en Rusia, el DT más joven de la Copa del Mundo (42 años) dio una conferencia de prensa en la que reclamó mayor protagonismo de sus colegas africanos en la elite del fútbol mundial. "Se ven muchos jugadores africanos en países europeos y en clubes importantes. Ahora necesitamos que los entrenadores demos ese paso", dijo. "Soy el único entrenador negro en este Mundial. Eso es cierto", comentó Cissé. "Pero en verdad que estos son debates que me molestan. Pienso que el fútbol es un deporte universal y que el color de tu piel tiene muy poca importancia".

Desde su asunción, el DT de Senegal logró un registro de 11 triunfos, dos derrotas e igual número de empates en partidos oficiales, que lo llevaron a ocupar el lugar 27º en el ranking de la FIFA y el segundo en África, detrás de Túnez. "Somos muy buenos tácticamente, y tenemos el derecho a estar entre los mejores entrenadores a nivel internacional", agregó.


La mejor actuación para un conjunto africano en el Mundial ha sido acceder a los cuartos de final, instancia a la que llegaron Camerún en 1990, Senegal en 2002 y Ghana en 2010. "Tengo la certeza de que algún día un equipo africano ganará el Mundial", aseguró Cissé. "Es un poco más complicado en nuestras naciones. Tenemos realidades que no se ven en otros continentes, pero creo que el continente africano está repleto de cualidades. Vamos por el buen camino", aseguró.

Como futbolista, Cissé tuvo pasos por varios equipos de Francia e Inglaterra; entre ellos, llegó a jugar 43 partidos con el Paris Saint-Germain entre 1998 y 2001 (marcó un gol). Su retiro fue en 2009, en Nîmes Olympique. Hoy descartó que el triunfo sobre Polonia tenga algún punto de comparación con aquel de 2002 ante los campeones en 1998. "No es el mismo sabor. Hay una historia común con los galos, es el país que colonizó a Senegal. Nosotros, los jugadores, éramos hijos de inmigrantes de un país que nos dio mucho, que nos entrenó. Además, fue la apertura del Mundial, fue excepcional. Esto no es lo mismo, pero también es importante".

El 10 de noviembre de 2017, tras ausentarse en tres ediciones del Mundial, Senegal logró la clasificación a Rusia 2018 después de dejar en el camino a Sudáfrica. Mucho tuvo que ver Cissé, que antes de asumir en la selección mayor comandó al Sub 23 de su país (2013-15). No le fue bien en la última Copa africana de Naciones, donde perdieron en cuartos de final ante el campeón (Camerún), pero en Rusia ya se entusiasman con el primer resultado favorable y con la estrella de Sadio Mané.

El despido de Amara Traoré propició la llegada del joven Cissé al banco senegalés en marzo de 2015 y en este lapso logró darle una identidad al equipo. El público se ilusionó con remontar vuelo. Sin experiencia como entrenador de elite, ayer dio el golpe frente a Polonia, uno de los favoritos en el grupo H.

¿Cuáles fueron las claves para vencer a Polonia? "Tuvimos disciplina, resultamos compactos, agresivos. Fuimos muy buenos en las transiciones ofensivas y defensivas en el primer tiempo. Ellos tenían más posesión, pero tan pronto como cometieron un error, los golpeamos. Sabíamos que Polonia cuenta con un plantel muy bueno técnicamente, teníamos que estar cerca de ellos para no dejarlos ganar confianza. Y eso hicimos", analizó el DT.

El país entero lo tiene como un líder espiritual. Esos lazos ya serán para toda la vida. Difícil que Cissé pase desapercibido. En Senegal o en Rusia. En el segundo partido, contra Japón, ya no serán tantos los que preguntarán quién es el hombre de rastas y gestos ampulosos que les da indicaciones a Los Leones de la Teranga.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)