RUSIA 2018

Alemania le da puntapié a la defensa del título

El último campeón es el candidato a ganar el grupo, pero tiene un debut difícil frente a un México ilusionado

Defensa. Hummels y Kimmich serán titulares en el debut alemán frente a México. Foto: Reuters
Defensa. Hummels y Kimmich serán titulares en el debut alemán frente a México. Foto: Reuters

La selección de Alemania, actual campeona del mundo, sabe que debe mejorar mucho su juego frente a México en el inicio de la defensa del título si quiere confirmar su etiqueta de favorita.

Los alemanes registraron una campaña perfecta en la eliminatoria al ganar sus 10 partidos y recibir solo cuatro goles. También conquistaron la Copa Confederaciones el año pasado, pero su nivel reciente está lejos de la calidad demostrada hace cuatro años cuando ganaron la Copa del Mundo.

“Somos conscientes de que tenemos que mejorar nuestro juego”, dijo esta semana Toni Kroos. “Necesitamos tener confianza en nosotros mismos”.

Los dirigidos por Joachim Löw han logrado solo un triunfo en sus últimos seis partidos internacionales: un deslucido 2-1 sobre Arabia Saudita conseguido la semana pasada en el cierre de la preparación para Rusia.

Pero, gracias al récord de los alemanes -que han alcanzado al menos las semifinales en las últimas cuatro Copas del Mundo-, pocos se arriesgarían a apostar en su contra el domingo, especialmente después de golear a México 4-1 en la Copa Confederaciones 2017.

“Se le tiene su respeto debido, porque son los campeones del mundo, pero nadie es invencible en una Copa del Mundo”, dijo esta semana el defensor Carlos Salcedo.

El “Tri”, que ha llegado a los octavos de final en los últimos seis Mundiales, tendrá que ser rápido si quiere sorprender a sus oponentes con la guardia baja.

El máximo goleador de la selección mexicana, Javier Hernández, no ha sido titular en los últimos partidos, pero su velocidad será útil para el equipo del colombiano Juan Carlos Osorio.

El entrenador de México ha guardado silencio sobre sus estrategias y en los entrenamientos revela muy poco sobre cómo planea detener a los alemanes en el inicio del Grupo F que completan Suecia y Corea del Sur. El último triunfo del “Tri” sobre el elenco europeo data de 1985.

México quiere romper la maldición de los octavos

El “Tri” hará su debut hoy en la Copa del Mundo con un objetivo claro: clasificar a los octavos de final. Pero más allá de eso, también tiene una meta secundaria: ir más allá de la primera fase de eliminación. Es que la selección azteca parece estar inmerso en una maldición que no le permite alcanzar los cuartos de final desde el Mundial de 1986 cuando el certamen se llevó a cabo en sus país. En 1990 no participó, pero a partir de 1994 los octavos de final fueron un rival aparte más allá del que ya tenía enfrente dentro del campo de juego.

En 1994 su verdugo fue Bulgaria con quien igualó 1-1 en el partido y luego terminó siendo eliminado por penales. Cuatro años más tarde, fue Alemania quien lo dejó afuera a México luego de superarlo por 2-1 en los octavos de final. En Corea-Japón continuó la maldición y perdió el “clásico” frente a Estados Unidos por 2-0. En la Copa del Mundo de Alemania y en la de Sudáfrica el verdugo azteca se repitió: Argentina. Los albicelestes ganaron 2-1 y 3-1, mientras que la última desventura mexicana fue ante Holanda por 2-1 en Brasil 2014.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)