RUSIA 2018

Alarmas encendidas en los DT argentinos

Ninguno de los cinco entrenadores pudieron ganar en lo que va del Mundial.

Foto: AFP.
Foto: AFP.

Argentina fue el país con más demanda de directores técnicos (cinco) para el Mundial, pero los primeros resultados no satisfacen las expectativas de las federaciones que los contrataron. Es cierto, salvo Héctor Cúper, que ya prepara las valijas, se trata apenas de un partido en el resto de los casos, todavía es prematuro para sacar conclusiones, pero tampoco se debe perder de vista que un Mundial no deja mucho margen de recuperación, penaliza duramente los pasos en falsos y los descuidos. Las alarmas están encendidas, la recuperación no admite demoras porque de producirse otro resultado negativo el Mundial se transformará en una breve excursión para ellos.

Al margen de Argentina, los países que están representados por más de un técnico son España (Hierro y Roberto Martínez, en Bélgica), Francia (Deschamps y Hervé Renard, en Marruecos), Alemania (Joachim Löw y Gernot Rohr, en Nigeria), Colombia (Juan Carlos Osorio, en México, y Hernán Darío Gómez, en Panamá), Portugal (Fernando Santos y Carlos Queiroz, en Irán) y Serbia (Mladen Krstajic y Vladimir Petkovic, en Suiza).

Cinco derrotas, incluida la que dejó a Egipto en una eliminación virtual, y un empate frustrante (Argentina) fue el saldo primario de los entrenadores compatriotas. Con Cúper con un pie en el avión de regreso, Jorge Sampaoli, José Pekerman (Colombia), Ricardo Gareca (Perú) y Juan Antonio Pizzi (Arabia Saudita) trabajan, cambian piezas e intentan levantar el ánimo de sus tropas para el segundo examen. Unidos por la decepción inicial, la situación y los objetivos de cada uno no son los mismos. Un repaso de cada caso.

Sampaoli no le encuentra la vuelta

Foto: AFP
Foto: AFP

Argentina expuso ante Islandia todas las dudas que arrastraba, en cuanto al juego y a la formación. No hubo evolución, sino estancamiento. Otra vez a encomendarse a un Messi en soledad, al que se le pide la perfección. Que no falle, cuando ocurre, como con algunos pases o el penal que le atajaron, al equipo se le viene la noche, no hay otra luz. "Tenemos que encontrar más variantes para generar incomodidad en la defensa rival", fue el análisis de Jorge Sampaoli , que contra la peligrosa Croacia volverá a hacer girar el carrusel de cambios (cuatro o cinco) y sistema (vuelve a la línea de tres y los carrileros).

El objetivo de Argentina es llegar al menos a las semifinales. Hoy se las ve lejos. Si no se encuentra un funcionamiento y los resultados, todo, plantel y cuerpo técnico, será materia de revisión.

Pekerman con viente en contra

José Pekerman habla con James Rodríguez durante el 4-1 a Japón. Foto: Reuters.
Foto: archivo El País.

A los dos minutos, José Pekerman ya se dio cuenta de que Colombia no era tan favorita ante Japón como se pensaba. En apenas 120 segundos de juego, el equipo del técnico entrerriano estaba abajo 1-0 y con Carlos Sánchez, el volante con más capacidad de recuperación, expulsado por cometer un penal con un brazo. Con uno menos durante casi todo el encuentro, se le hizo muy cuesta arriba a Colombia.

Pekerman intentó equilibrar el medio campo con el ingreso de Wilmar Barrios y encontró el empate con un tiro libre de Juan Quintero por debajo de la barrera. Pero en el segundo tiempo sintió el desgaste y Japón se le fue encima hasta desnivelar con un gol de cabeza de la figura del cotejo, el centro-delantero Ozako. No alcanzó con el ingreso de James Rodríguez en la última media hora.

"Cuando uno prepara un partido lo hace para tener a 11 contra 11. No es sencillo perder a un jugador a los 3 minutos. Colombia sobrevivió en el primer tiempo y logró la igualdad. No obstante, Japón en el segundo se acomodó a la situación y sacó ventaja jugando mejor que nosotros. Tenemos material para mejorar en los próximos partidos y ganarlos. Será una revancha", fue el descargo de Pekerman.

Colombia llegó a cuartos de final con Pekerman hace cuatro años y ahora, más allá de cierta renovación en el plantel, no se plantea una campaña menor. El domingo le toca levantarse contra otro debutante perdedor, Polonia.

Gareca, buenas intenciones sin gol

Ricardo Gareca. Metió a Perú en un Mundial después de 36 años. Foto: AFP
Foto: AFP

Diez de los 19 goles que tiene Perú en la historia de los mundiales los convirtió Teófilo Cubillas (cinco en el Mundial 78). El que le sigue está muy lejos, Alberto Gallardo, con dos. Toda una pauta de lo que le cuesta la efectividad sin uno de sus futbolistas más representativos. Lo sufrió ante Dinamarca, que acertó una de las pocas ocasiones que tuvo, mientras que el conjunto de Ricardo Gareca desperdició un penal con el remate de Cueva por encima del travesaño. Farfán fue el único delantero y en la última media hora lo acompañó Paolo Guerrero.

"Nos gusta que el equipo quiera jugar y genere ocasiones a través de asociaciones, pero el fútbol es eficacia, que es lo que nos faltó", fue el lamento de Ricardo Gareca . El objetivo es pasar de rueda, algo que Perú no consigue desde el Mundial 1978. Mañana se juega buena parte de sus posibilidades ante Francia.

Salah apareció tarde para Cúper

Héctor Cúper no tendría a Salah entre los 11
Foto: archivo El País.

En principio no era mala la fórmula de Egipto para que le fuera mejor de lo que le fue. Héctor Cúper suele dotar a sus equipos de una firme organización defensiva y a eso le agregaba a Mohamed Salah, uno de los cinco mejores delanteros del mundo de la actualidad hasta. Hasta que sufrió una lesión en un hombro en la final de la Champions League y llegó entre algodones a Rusia. Cúper lo preservó ante Uruguay, cuando Egipto aguantó todo lo que pudo y sucumbió en el final. Titular ante la pujante Rusia, Salah, mucho peor rodeado que en Liverpool y sin estar al 100 por ciento, dejó huella cuando ya estaba todo perdido: le hicieron el penal y marcó el descuento de la derrota por 3-1. Los Faraones ensayan la despedida con Cúper a la cabeza.

Pizzi, arrasado por la goleada

Juan Antonio Pizzi fue nombrado en Arabia Saudita en noviembre de 2017. Foto: Reuters
Foto: Reuters

La Arabia Saudita de Juan Antonio Pizzi le alegró el debut a la anfitriona Rusia. Concedió todo tipo de facilidades, hasta verse vapuleada 5-0. "Fue un partido muy malo, no pudimos competir como queríamos. Hay que levantarse y sacarse esta sensación de vergüenza que tenemos todos", expresó el técnico rosarino, que en diciembre reemplazó a su coterráneo Edgardo Bauza. Un periodista lo incomodó tras el flojo debut ante Rusia y le preguntó si pensaba que lo podían echar. Hoy a Arabia Saudita le espera Uruguay. Complicado que iguale su mejor campaña histórica, los octavos de final en los Estados Unidos 1994.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)