INN CONTENT PARA CLUB ONE

Una vida a las corridas

Andrés Zamora es uno de los maratonistas con más experiencia del país. A sus 33 años, el corredor cuenta con una colección envidiable de títulos a nivel nacional.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Andres Zamora

Ganó cuatro ediciones de la maratón de Nativa, dos de Nike, tres de Reebok, dos ediciones de la Corrida San Fernando y dos ediciones de la corrida de San Antonio. Además participó en tres mundiales de maratón y tuvo una repetida presencia en juegos Sudamericanos y Panamericanos. En los últimos Juegos Olímpicos de Río logró su mejor marca personal. Corrió 42km y 195 metros en un tiempo de 2:18:36 y llegó a la meta en el puesto 50, quedando sexto entre los latinoamericanos.

—¿Qué te dejó la participación en los Juegos Olímpicos?

—Estoy muy feliz de haber podido representar a mi país. Los juegos olímpicos son el evento más importante para un atleta. Son como un mundial para un jugador de fútbol. Esto te llena de orgullo y te da una satisfacción y una alegría inmensa, que realmente es difícil de expresar.

—¿Cómo viviste la carrera?

—La verdad que muy bien. Estuve entrenando 26 días en Colombia, como parte final de la preparación para llegar de la mejor manera, entonces estaba en muy buena forma. Pese a que una parte de la carrera se hizo pesada por la humedad, la disfruté mucho. Por suerte pude hacer mi mejor tiempo y otra vez hice la marca para el Mundial, que ya la había conseguido en la maratón de Sevilla.

—¿Te sorprendió alcanzar tu mejor marca?

—Lo esperaba porque estaba en mi mejor forma y en un buen nivel. Sabía que iba a tener un buen rendimiento y los ritmos en la carrera venían siendo muy buenos. No se me complicó en ningún momento, me sentí bien y no tuve ningún tipo de dolor. Creo que la carrera fue normal dentro de todo. Pude agarrar bien los puestos de hidratación, que es un poco lo principal.

—¿Cuáles son tus planes a futuro?

—Recién hoy voy a empezar con los entrenamientos y lo que es la recuperación y ya estoy pensando en las carreras de verano. La meta ahora es correr el maratón de Sevilla en febrero, con un clima más benevolente, para conseguir una mejor marca y asegurarme mi pasaje al mundial.

—¿Es difícil dedicarse al atletismo en forma profesional?

La verdad que sí. Corrés con atletas que solo viven para eso y no tienen ningún problema económico. Yo dependo del sueldo que tengo en la Fuerza Aérea uruguaya, que es mi sponsor principal. Me apoyan mucho con las licencias de viaje y de preparación. Después tengo un par de sponsors más, como Adidas, que me brinda todo lo que es indumentaria deportiva

—¿Cómo surgió en tu vida el gusto por el deporte?

—Yo traté siempre de seguir los pasos de mi padre. Él fue atleta olímpico en Barcelona. Yo ni caminaba y él me llevaba a la pista. Ahí aprendí a correr. Los primeros años de mi vida no fueron buenos porque nací asmático y tuve un par de complicaciones médicas que no me permitían hacer deporte como un niño normal. A veces me pasaba internado un par de meses por mi enfermedad, pero las ganas de correr y el espejo de mi papá me llevaron a superar esta enfermedad.

—¿Cómo vez la cultura deportiva en Uruguay?

—Por suerte el running se ha volcado a las calles. Ha aumentado muchísimo la participación de las mujeres y eso es algo fantástico. Antes se veían muchos hombres y hoy estamos en un 50 y 50, o quizás haya más mujeres corriendo que hombres.

—¿Desde cuándo entrenás en Club One?

—Hace cuatro años que vengo trabajando en Club One con mi profe Gustavo Pintos, donde han puesto todas las instalaciones a mis disposición para hacer cualquier tipo de entrenamiento. Es de los gimnasios más completos de Uruguay y tiene todo para desarrollar tu físico y tu potencial.

—¿Qué tipo de entrenamiento hacés ahí?

—Establecemos diferentes rutinas dependiendo del día. El profe las va haciendo de acuerdo a las competencias y los objetivos. Puede ser de estabilidad, cuando me estoy recuperando de alguna carrera, o un entrenamiento fuerte en pista. Los días de pretemporada hacemos trabajo de fuerza y saltos.

—¿Por qué elegiste a este gimnasio?

—Porque el ambiente es muy bueno y la gente te da para adelante siempre. Sos uno más dentro del grupo. Además está muy completo, nosotros para entrar en calor usamos las bicicletas, pasamos al nítico, un poco de caminador y después tenés todo para trabajar zona media, piernas, tren superior, tren inferior, lo que vos quieras.

—¿Qué es lo que más te gusta del gimnasio?

—Se genera un clima de superación. Hay chicos que entrenan fisicoculturismo, otros que hacen halterofilia, otros que hacen judo, hay algunos boxeadores, gente que hace surf, futbolistas, basquetbolistas, hasta podés hacer un poco de zumba para aflojar (se ríe). Lo principal es tener constancia y disciplina, eso te lleva a los objetivos que anheles.

Andres Zamora entrenando en el Club One
Andres Zamora entrenando en el Club One
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)