GOLF

El US Open consagra a Brooks Koepka

A los 27 años el estadounidense conquista su primer Major, igualando el récord de 16 golpes bajo el par

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Foto: AFP

El estadounidense Brooks Koepka, número 22 del mundo, se coronó campeón del US Open el domingo en Erin Hills, Milwaukee. El norteamericano dio una exhibición de golf en la ronda final, que le permitió lograr un score total de 16 bajo el par e igualar el récord histórico del torneo, que tenía Rory Mcllroy. Koepka cerró el torneo con 67 golpes, para imponerse por cuatro sobre el japonés Hideki Matsuyama y el norteamericano Brian Harman y así lograr el primer Major de su carrera. Puede ser el nacimiento de una nueva estrella mundial del golf.

Koepka, de 27 años, tomó la punta durante la ronda final y no la soltó más. Mostró un juego impresionante de tee a green. Sus drives parecían interminables, permitiéndole colocar la pelota en lugares ideales para atacar las banderas. Acertó el 88% de los fairways, con un promedio de 322 yardas desde el tee. Pero lo más importante de todo fue su putter: en momentos clave de la ronda embocó putts espectaculares. En el 8 la metió desde unos 15 metros para birdie, alcanzar la punta y no dejarla más. Después de bajar al 14, en el 15 desde tres metros embocó otro bridie para empezar a estirar la ventaja. Al 16 sumó un nuevo birdie desde cinco metros y se hizo inalcanzable para el resto de los jugadores. Con pares en el 17 y el 18 logró levantar el trofeo.

Koepka comenzó su carrera como profesional en el Challenge Tour, donde consiguió tres victorias en un año. Luego pasó al Tour Europeo, donde también triunfó. Así fue que volvió a Estados Unidos para lograr su primera (y hasta el domingo única) victoria en el PGA Tour, el Waste Management Phoenix Open. Ahora vuelve a triunfar, ni mas ni menos que en un US Open que si bien fue atípico, representará un antes y un después en su carrera.

Fue un US Open atípico por varias razones. Erin Hills era una cancha debutante en el US Open y la “destrozaron”. Dos récords históricos que nunca se habían logrado en este torneo se cumplieron esta semana en Wisconsin. La United States Golf Association (USGA) pretendía poner el campo duro y rápido como es habitual en su principal certamen. Pero el clima no se lo permitió. Hubo lloviznas durante la semana que ablandaron el campo, permitiéndole a los jugadores parar la pelota en los greens sin dificultades.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)