FÚTBOL AMERICANO

Un uruguayo que quiere hacer historia

Mateo Cuelho fue parte del equipo de Panamá que le ganó a EE.UU. en el International Bowl Sub 18.

Mateo Cuelho. Foto: Víctor Darwin Rodríguez.
Mateo Cuelho, el uruguayo que hizo historia y quiere seguir creciendo en el fútbol americano de Panamá. Foto: Víctor Darwin Rodríguez.

Fuerza, conocimiento, pero fundamentalmente determinación. Todo eso es lo que se necesita para prevalecer en una disciplina como el fútbol americano, que hace décadas se convirtió en el primer o segundo deporte de preferencia en varios países, como Estados Unidos, México, Canadá y naciones centroamericanas.

Países que tienen incorporado -como en estas latitudes el fútbol -el ADN del citado deporte y para poder desarrollarlo resulta vital, esencial, vivirlo como tal, aprender sus conceptos e ideas desde temprana edad, fundamentos y tácticas que para muchos resultan difíciles y complejas

Por eso los logros de Mateo Cuelho Lebredo, uruguayo de 16 años radicado en Panamá, son mas que destacables.

A los 15 años de edad incursionó en el fútbol americano en las divisiones infantiles, donde niños y adolescentes hacen sus primeras armas, invitado por un amigo jugador de la liga más importante de Panamá.

Los Trials (clínicas o campamentos deportivos) son rigurosos y resulta difícil poder ingresar al selecto núcleo de jugadores que finalmente resultan aprobados, debido a las exigencias que imperan en la captación.

Cuelho debió sortear varios obstáculos para estar entre 80 seleccionados y ser elegido segundo en la lista definitiva de 30 jugadores que ingresaron al draft para luego ser incorporado por los Kolts.

“En el momento que entré a la Liga medía 1,89 metros y pesaba 108 kilos. No estaba en forma pero en la prueba de fuerza me vieron a los 15 años una estatura más grande de lo habitual, además de rapidez y fuerza”, explicó a Ovación.

Los entrenadores de la selección de Panamá le vieron condiciones y lo citaron. El viernes 11 de enero se inició la 10ª edición de la International Bowl, el mundial juvenil de fútbol americano, en Dallas, Texas. Panamá enfrentaba al favorito Estados Unidos en un torneo en el que participan, entre otros, México, Canadá, Japón y países de Europa.

Cuelho no solo se convirtió en el primer uruguayo en participar del prestigioso evento (un deportista celeste jugó años atrás en la NFL, la liga Nacional de Fútbol Americano), sino que fue titular en la línea ofensiva derecha y baluarte del juego en un debut soñado nada menos que en el estadio AT&T de Dallas, uno de los más grandes de Estados Unidos donde los Cowboys juegan como locales.

Allí, Panamá dio la nota y venció 30 a 25 a los norteamericanos, sacándole un invicto de una década de triunfos consecutivos. Y el uruguayo la rompió: Mateo Cuelho.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)