CICLISMO

La última acusación a Armstrong: "dopaje tecnológico" en una etapa de montaña

Quien fuera jefe de la Agencia Antidopaje de Francia dijo que todo lo del estadounidense es "la mayor estafa".

Lance Armstrong en la entrevista que dio en 2013
Lance Armstrong en la entrevista que dio en 2013. Foto: Archivo El País.

Lance Armstrong, el que fuera considerado durante mucho tiempo como el mejor ciclista de su generación y rey del Tour de Francia, no consigue despojarse de los fantasmas que le acompañan desde que admitió en 2013 que se había dopado para mejorar su rendimiento. Ahora, al estadounidense también lo acusan de un "dopaje tecnológico".

El jefe de la Agencia Antidopaje de Francia entre 2006 y 2015, Jean-Pierre Verdy, está convencido de que Armstrong usó algún tipo de motor durante esos Tours. Así lo afirma en su libro 'Dopage: Ma guerre contre les tricheurs' (Dopaje: mi guerra contra los tramposos).

En sus declaraciones al diario Le Parisien afirmó que Armstrong "es la mayor estafa". Y precisó que eso fue posible porque contó con "complicidad a todos los niveles. Recibió un trato especial. Muchos me dijeron que no debía abordar las leyendas, que me iba a encontrar solo. Pero si las leyendas se sustentan en algo... también creo que tenía un motor en la bicicleta".

"Todavía tengo las imágenes en la cabeza de una etapa de montaña donde dejó a todo el mundo en el suelo. Al final de la etapa, llamo a todos los especialistas que conozco y no entienden cómo es posible su rendimiento, incluso con EPO. Algo andaba mal y todos los especialistas me decían lo mismo. Sin embargo, eran personas del medio quienes conocían bien la carrera. No fue la EPO la que marcó la diferencia", añadió Armstrong en frases que también recoge el diario Marca.

Esta denuncia, que no se sustenta con pruebas, no es la única mala noticia que apareció en la semana para Armstrong. Días atrás se enteró que su hijo había sido detenido por una presunta agresión sexual a una menor.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados